X
futuro plural >

Intervenir Emmasa – Por Pedro Fernández Arcila

   

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz, don Dámaso Arteaga, firmó un escrito, a mediados del pasado mes de junio, que proponía intervenir Emmasa. La razón era que, bajo las órdenes de la multinacional Sacyr Vallehermoso, se habían realizado más de cincuenta subcontrataciones irregulares, el Ayuntamiento había advertido estos incumplimientos del contrato administrativo y la empresa no había hecho nada, proponiendo, por estos motivos, la intervención.

Técnicamente la decisión del concejal supone sustituir provisionalmente la dirección privada de Emmasa por una dirección municipal a fin de subsanar las irregularidades. En este caso, la intervención municipal supone que Emmasa anule las subcontrataciones que tenga por objeto las prestaciones esenciales (producción de agua desalada, abastecimiento, depuración , saneamiento, etc), realizándolo directamente la empresa mixta Emmasa y, a su vez, examine las condiciones de las prestaciones accesorias (precios, servicios contratados, etc.) antes de autorizarlas.

Más allá de estas cuestiones técnicas, el asunto es de una enorme importancia porque, como hemos insistido desde el inicio del mandato, las subcontrataciones son la vía por la que los directivos de Sacyr Vallehermoso están desangrando a Emmasa, que, desde el año de la privatización-2006- hasta el 2012, alcanzó unas pérdidas de más de quince millones de euros. La forma de operar de esta multinacional es bien sencillo: subcontratan a empresas de su grupo (Sadyt, Santacrucera de aguas, Valoriza) que son quienes se llevan todos los beneficios que genera la actividad y a cambio dejan cada vez más arruinada a la empresa Emmasa. Las ingentes ganancias que anualmente se derivan para las empresas del Grupo Sacyr son directamente proporcional con las enormes pérdidas que arrastra Emmasa, cercana a un concurso de acreedores. La regla de estos filibusteros es que los beneficios de Sacyr sean las pérdidas de Emmasa, es decir de todos los santacruceros. Por eso consideramos que la decisión del concejal Dámaso Arteaga fue la correcta. Pero el problema y razón de este artículo es informarles que, después de estampar su firma el Sr. Arteaga, el grupo de gobierno CC- PSOE ha decidido ocultar ese documento. Los concejales de Sí se puede solicitamos el 2 de julio que nos entregara copia de ese escrito, pero el concejal Arteaga se ha negado, llegando incluso a dar instrucciones verbales a los funcionarios para prohibirnos el acceso al expediente donde se localiza el documento con su firma.

Esta falta de transparencia sólo puede deberse al pánico que le ha entrado al temeroso grupo de gobierno municipal, incapaz de adoptar una decisión de esta trascendencia porque sienten pavor por las repercusiones que pueda tener esta medida sobre su futuro político y de su partido, no en vano la privatización de Emmasa fue uno de los asuntos más oscuros del periodo de Zerolo. Los concejales del grupo de CC con el apéndice socialista, han preferido enrocarse para que nadie cuestione su casilla en su particular tablero de ajedrez, aunque esto sea a costa de hundir el patrimonio de los chicharreros.

*CONCEJAL DE SI SEPUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ