X
CD TENERIFE >

Jornada de pocas caras nuevas

   
Mientras un grupo pasaba los pertinentes reconocimientos médicos, otro trabajaba en El Mundialito. / F. P.

Mientras un grupo pasaba los pertinentes reconocimientos médicos, otro trabajaba en El Mundialito. / F. P.

MARTÍN – TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

El CD Tenerife retornó ayer a la actividad cotidiana con pocas caras nuevas. La afición conoce de sobra a los integrantes de la plantilla que ahora mismo conforman el equipo comandado por Álvaro Cervera y su grupo técnico, en el que tampoco hay novedades. Al que únicamente se desconocía era al portero Iván Crespo, que ayer comunicó al club que no quiere militar en el Tenerife, a pesar de que ya había pasado las pruebas médicas.

A Vitolo, ahora mismo la única incorporación efectuada por la dupla Cervera-Serrano, no se le puede considerar como un desconocido. El de Valleseco es el tío, primo o sobrino que vuelve al cabo del tiempo después de estar varios años trabajando fuera. Es de la casa. Por lo tanto, solo el guardameta Iván Crespo era la cara más novedosa del grupo de jugadores que ayer empezaron la pretemporada.

Aunque no todos se calzaron las botas y comenzaron a entrenar sobre el verde del Complejo Federativo Juan Padrón Morales. El grupo se dividió en dos y mientras unos practicaban en Ofra, el resto pasaban los pertinentes reconocimientos médicos en Hospiten Rambla, uno de los patrocinadores de la entidad.

Javi Moyano, Juanjo Expósito, Aitor Sanz, Nano, Sergio Simón, Carlos Hernández-Abad, Jairo Izquierdo, Alberto Jiménez y el propio Iván Crespo acudieron a primera hora de la mañana a dicho centro hospitalario, donde se les realizaron analíticas, prueba de esfuerzo y el resto del reconocimiento médico habitual coordinado por el doctor Juan José Valencia, jefe de los servicios médicos del CD Tenerife. Estos jugadores se ejercitarán hoy, a las 10.30 horas, en El Mundialito. Mientras, Roberto Gutiérrez, Cámara, Carlos Ruiz, Ayoze, Ricardo, Quique Rivero, Suso, Aridane, Cristo Martín y Vitolo se ponían a las órdenes del preparador ecuatoguineano y del resto de sus ayudantes. También acudió a Ofra el meta Nauzet García, aún convaleciente de su rodilla.

Las únicas ausencias fueron las de Aday, quien tiene un año más de contrato con la entidad y negocia su desvinculación porque no entra en los planes de la comisión deportiva, Abel y Ángel Galván, que la temporada pasada estuvieron cedidos en clubes de Segunda B, tampoco comenzaron la precampaña con el primer equipo.
Hoy se invertirán las tornas. Los que entrenaron pasaran los reconocimientos, mientras que al otro grupo le tocará enfundarse el mono de trabajo para empezar a sudar la gota gorda. Mañana será cuando ya, por fin, se pueda ver al grupo entrenando al completo, y además en doble sesión preparatoria.