X
ARAFO >

José Juan Lemes: “Hemos devuelto el PGO porque no puede ser un instrumento injusto”

   
Foto SERGIO MÉNDEZ

Foto SERGIO MÉNDEZ

NORBERTO CHIJEB | Arafo

A José Juan Lemes no le ha importado dar marcha atrás y devolver el Plan General de Ordenación que le confeccionó el Gobierno de Canarias. Las cientos de alegaciones de sus vecinos y otras tantas ante la Consejería le hicieron dar marcha atrás y buscar la manera de evitar conflictos con su gente.

-En marzo del Gobierno de Canarias aprobó inicialmente el PGO supletorio de Arafo. ¿Por qué supletorio y por qué se ha devuelto después de darles ustedes el visto bueno inicial?

“El PGO de Arafo es supletorio porque se firmó un convenio en el año 2010 puesto que el Ayuntamiento no tenía capacidad económica para aprobarlo. Atendiendo a las casi 300 alegaciones presentadas por los vecinos, junto con la alegación institucional aprobada por mayoría en el Pleno celebrado el 26 de junio, hemos solicitado una nueva exposición al público de esta fase de aprobación inicial, dado que entendemos que los cambios propuestos suponen una modificación sustancial del documento, lo que requiere, a nuestro entender, de la participación ciudadana”.

- ¿En dónde ha habido más alegaciones al PGO?

“Tras estudiar de manera pormenorizada el documento durante estos dos meses de exposición pública, valorando además la opinión de las vecinas y los vecinos del municipio, entendemos que el documento no capta la esencia histórica de un municipio eminentemente rural pero que debe crecer y dar cabida de manera sostenible a la industria y al comercio, al turismo rural, al crecimiento poblacional… en un suelo perfecta y estratégicamente bien delimitado y ordenado y desde una perspectiva real basada en los datos. Para mí, es deber del documento del aprobación inicial cooperar en la cohesión social. No puede ser un instrumento de conflicto ni un instrumento injusto. En la cláusula III del convenio firmado en septiembre de 2010, se establece que el Ayuntamiento emitirá su parecer sobre la ordenación propuesta en el documento de aprobación inicial, presentando los informes técnicos y jurídicos que estime oportuno emitir. Y eso es lo que hemos hecho”.

-¿Cómo se reparte el suelo del municipio en este Plan General de Ordenación?

“En el documento inicial presentado y rechazado por el Ayuntamiento, los 34,2 Kilómetros cuadrados del municipio, se reparten según los siguientes porcentajes: 75% de suelo rústico de protección (natural, paisajística o de entorno), 19% de suelo rústico de protección agrícola y otros, 5,98% de suelo urbano y 0,24% de suelo urbanizable. Atender a los argumentos expuestos y propuestos por el Ayuntamiento de manera favorable supondría modificar los porcentajes anteriores solo en rebajar el suelo rústico de protección agrícola al 17% y pasar el suelo urbanizable al 2,24%”.

-¿Está usted satisfecho de los tres años de mandato?

“Desde el inicio de la legislatura sabíamos que teníamos por delante años de mucho trabajo y de toma de decisiones difíciles y nada populares. El entorno económico ha marcado la actuación en estos tres años de austeridad y restricciones, en los que hemos sabido adaptarnos y reorientar todos los servicios que se prestan desde el Ayuntamiento. Pasado este tiempo puedo decir que hemos puesto en marcha los proyectos que consideramos necesarios para dar un giro a la situación. Se trata de iniciativas que, al ser muchas de ellas de base, no pueden evaluarse en el corto plazo, pero estamos convencidos de que en los próximos años se verán los resultados positivos que esta gestión traerá para el municipio”.

-Usted ha estado 15 años como secretario del anterior alcalde, Domingo Calzadilla. Sin embargo no ha dudado en criticar su gestión. ¿Hubo tanto despilfarro como para ser el segundo Ayuntamiento más endeudado de Tenerife?

“Efectivamente, compartí 16 años con Domingo Calzadilla como alcalde, en los que aporté mi trabajo y experiencia al proyecto que en esos momentos presentó el partido. Sin embargo, en estas últimas elecciones nos planteamos un cambio en las líneas básicas de dirección municipal, no como crítica al anterior alcalde, sino conscientes de que los nuevos tiempos exigían dar un vuelco a la forma de hacer política en Arafo. No se trata de desprestigiar a las anteriores legislaturas, sino de defender que en la actualidad, como es lógico, no caben fórmulas políticas de otro tiempo. En cuanto al endeudamiento del municipio, he de decir que esta circunstancia no siempre es en sentido peyorativo. Igual de perjudicial sería contar con un Ayuntamiento totalmente saneado porque se limita a desarrollar los servicios mínimos indispensables sin poner en marcha iniciativas locales. Ocurre que Arafo atiende a servicios, áreas y colectivos que otros municipios no contemplan y éste es uno de los motivos del endeudamiento. Además, en la actualidad el Ayuntamiento está cumpliendo con todos sus pagos periódicos, en plazos y cantidades, y según el último informe del Ministerio de Hacienda, estamos dentro de los parámetros marcados por el Estado. Aunque tuvimos que enfrentarnos a una deuda de más de 3.500.000 de euros y la situación económica, está aún lejos de ser buena, sí es cierto que ha mejorado considerablemente en estos últimos años, fruto de la planificación estratégica de los recursos municipales y las decisiones adoptadas en esta legislatura”.

-Con esa deuda y la nueva ley de su partido sobre la racionalización de las administraciones locales, ¿qué futuro le espera a su pueblo?

“Con la gestión realizada en estos tres años, sabemos que nuestro Ayuntamiento va a estar entre los primeros en cuanto a gestión y situación económica. Somos conscientes de que la Ley de racionalización establece condiciones restrictivas para municipios como el nuestro en cuanto a competencias se refiere. He de decir que desde el respeto y desde la defensa a ultranza del municipalismo defenderé hasta las últimas consecuencias el mantener el máximo número de competencias posibles para este municipio, que se ha caracterizado siempre por ofrecer unos servicios completos y muy superiores en calidad y número a los que suele acostumbran municipios de similares características al nuestro. Y así espero que siga siendo”.

-¿Qué presupuesto maneja y cuál es ahora mismo el déficit del Consistorio?

“El Ayuntamiento cuenta con un presupuesto de gastos que asciende a 6.450.492,15 euros y el presupuesto de ingresos es de 6.683.995,75 euros. A día 30 de junio, el déficit del Consistorio es de 507.000 euros, cantidad correspondiente a facturas del año en curso”.

- A pesar de todo ello, ¿está dispuesto a presentarse a la reelección y, en todo caso, lo haría con el mismo equipo que tiene ahora?

“En cuanto a la primera parte de su pregunta, me encantaría ser el candidato pero esto es una valoración que le corresponde hacer a mi partido tanto a nivel local como supramunicipal. En cuanto a la segunda parte de su pregunta, si fuera el candidato, he de decir que estoy muy orgulloso del equipo que formé en 2011. A pesar de ser un grupo en su mayoría joven y sin experiencia, han sorprendido por sus capacidades y aptitudes para afrontar situaciones difíciles, sobre todo económicas. Por lo tanto, contaría con el mismo equipo que tengo ahora”.