X
SUCESOS >

Un ladrón violento atraca a mujeres en varias zonas de Puerto de la Cruz

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Un violento atracador está sembrando el terror en Puerto de la Cruz al atacar a sus víctimas, por lo general mujeres jóvenes, con un palo en el que les golpea en sus piernas para arrebatarles el bolso, hechos que se producen desde al menos tres meses y en los que dos de dichas víctimas han sufrido fracturas a cuenta del terrible ataque.

La situación es de tal gravedad que un comunicado interno del Cuerpo Nacional de Policía alerta sobre las andanzas de este delincuente al que se describe como un varón de entre 20 y 30 años de edad, 1,75 centímetros de altura, complexión delgada y pelo corto rubio o castaño claro.

En dicho comunicado se solicita ayuda para apartar a este sujeto de las calles, del que se detalla que opera generalmente entre la carretera del Botánico y el Hospital Bellevue, habitualmente entre las once de la mañana y las tres de la tarde.

El sujeto en cuestión comete sus delitos habitualmente en días laborables y aprovecha los referidos parajes para sorprender a sus víctimas, a las que no dirige palabra hasta haberlas golpeado con un palo o un bastón en las piernas, provocando que pierdan el equilibrio y, lógicamente, el control sobre sus pertenencias, con las que huye en cuanto logra aferrarlas.

Aunque hay algún dato sobre más casos, este periódico tiene confirmación de al menos dos de estos atracos, pero el número de los mismos podría ampliarse exponencialmente.

Eso sí, si bien actúa en las zonas referidas en el comunicado del CNP (que tiene fecha de ayer), ello no implica necesariamente que no haya robado en otras zonas del municipio norteño.

Al parecer, los policías nacionales adscritos al caso llevan tiempo trabajando en el mismo, al punto que han llegado a prestar distintos servicios de vigilancia que, hasta ahora, siguen sin dar el resultado deseado.

Si puede aportar algún dato para averiguar la identidad de este sujeto y dar así con su paradero no dude en ponerse en contacto lo antes posible con las autoridades, ya sea llamando a teléfonos de emergencias o acudiendo a comisarías.