X
tribuna>

A La Laguna, de romería – Por Fernando Clavijo Batlle*

   

Hoy es el día grande de San Benito, la Romería Regional, cuya fiesta llega con el verano para recordar a esta ciudad, hoy Patrimonio de la Humanidad y volcada en su futuro, cómo se puede conjugar el avance con nuestro pasado, que es histórico y que, inevitablemente, está marcado por el trabajo esforzado en el campo.
De ese lugar físico y emocional venimos y cada año hacemos más grande su recuerdo, honrando a la tierra y sus frutos, a los animales que nos dieron sustento en aquellos tiempos y que siguen siendo parte fundamental de nuestro municipio. De este modo, las carretas tiradas por bueyes, los buenos productos autóctonos, nuestra gastronomía, el folclore, todo se une para hacer un recorrido que parte de la antigua Villa de Arriba, desde el momento en el que el Santo bendice a las bestias, y se adentra en las calles centrales del casco de esta ciudad, a la que se llegan canarios de todas las islas que la sienten como suya.

Este año, además, estamos teniendo un programa de actos más que participativo que nunca, en el que, como siempre, han colaborado muchísimas entidades y ciudadanos laguneros, como la Asociación Cultural Amigos y Romeros de San Benito, que se ha unido en esta edición, contribuyendo con su trabajo al rescate y proyección de muchas de nuestras tradiciones más señeras. Es esta una romería más lagunera y canaria que nunca, puesto que habrá una enorme y variada presencia de actos y grupos de cada rincón de La Laguna y de muchos otros de Canarias. Durante todo el día, el Archipiélago entero se volcará con la romería regional más singular de las Islas, y las bellas carretas, los barcos de los Valles, las coplas y la alegría serán protagonistas de una cita en la que hemos intentado combinar la contención propia de estos tiempos difíciles con el colorido y la brillantez que la ocasión merece y que llenarán, estoy seguro, de gente el recorrido, contribuyendo, además, a la dinamización comercial y económica, que es nuestra seña de identidad.

En este punto me gustaría agradecer a proveedores y dueños de las carretas que hayan hecho el esfuerzo de ajustar los precios para que haya aún más afluencia de gente a esta cita, facilitando su desarrollo. Es un gesto de generosidad que no quiero pasar por alto, y somos conscientes de que no ha sido fácil, porque hay que hilar muy fino para equilibrar la grandeza de los actos con los recursos disponibles. Esta ciudad es, sigue siendo, generosa y sabia, como lo fue desde su misma fundación. Y cada año encuentra una nueva oportunidad para demostrarlo.

El pregón de Chago Melián, emotivo y cercano y, cómo no, lleno de música, ha marcado, de manera especial, el inicio de los actos. Y tenemos ya a nuestras romeras, a las que se podrá ver luciendo sus trajes, la recuperada Feria de Artesanía en el Patio de los Cipreses del IES Cabrera Pinto, la Romería Infantil que se celebra con la Noche de los Burros, la tradicional Prueba de Arrastre de Ganado y muchos otros encuentros deportivos, lúdicos y culturales que se van a seguir celebrando a lo largo de estos días, que les recomiendo no se pierdan.

Así que, desde temprano, la ciudad está abierta a la alegría y todos vamos hacia la Villa de Arriba a cumplir con la tradición que nos legaron nuestros padres y que tenemos la obligación de conservar para nuestros hijos y los laguneros y laguneras que vendrán.

Los invito a que se acerquen a compartir la Romería con nosotros. ¡Viva San Benito!

*ALCALDE DE SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA