X
tribuna >

Más limpieza, más calidad de vida – Por José Manuel Bermúdez

   

Seis zonas de baño de nuestro municipio (Las Teresitas, El Roque, Almáciga, Benijo, Valleseco y Las Gaviotas) figuran dentro del plan especial de limpieza puesto en marcha este verano por el Ayuntamiento. Se trata de una acción intensiva, que se repetirá con carácter mensual, hasta septiembre, en cada una de estas zonas de baño, como refuerzo a las labores habituales de mantenimiento del litoral del municipio. De esta manera, queremos que tanto nuestros vecinos como quienes nos visitan, no solo disfruten de las condiciones naturales de la costa de Santa Cruz sino también de su buen estado. Para que el vecino pueda hacerse una idea, al hablar de zafarranchos nos referimos a un operativo especial, en el que toman parte más de una treintena de operarios, pertenecientes a los servicios municipales de limpieza y recogida de residuos y de mantenimiento de mobiliario urbano, parques y jardines y vías públicas. Además, en el caso concreto de Las Teresitas, a este plan se une otra acción en desarrollo, como es la reposición del mobiliario existente de la playa, en lo referido a baños, duchas, vestuarios, etc. Con una inversión en torno a los 275.000 euros, se trata de una iniciativa que hemos tardado en poner en marcha, a la espera de que la Dirección General de Costas emitiera la autorización correspondiente, pero que pretendemos ver culminada a finales de septiembre.

No obstante, al margen de la realización de estas acciones, tanto de carácter habitual como extraordinario, se hace del todo imprescindible la implicación de los usuarios. La mejor manera de colaborar con Santa Cruz y sus playas pasa por observar todas las normas básicas de limpieza, especialmente en cuanto al uso de las papeleras situadas en las zonas de baño, o en no dejar colillas de cigarros en la arena. No exagero si digo que el estado de limpieza del municipio ha de convertirse en una obsesión para todos, como tarea común y colectiva que nos permita incrementar los niveles de calidad de vida y confort en el ámbito más cercano.

Esa misma experiencia que llevamos a cabo en las zonas de baño inspira también la realización de zafarranchos en todos los distritos de Santa Cruz. Bajo el paraguas de la denominada Operación Barrios, cada lunes y martes tienen lugar este tipo de actividad, en distintos sectores del municipio, con tareas que van más allá de la limpieza intensiva, abarcando también el mantenimiento de vías; la revisión del alcantarillado, jardinería, señalización, reposición de mobiliario, iluminación y control de plagas, con desinsectación y desratización. Atendemos así una de las demandas que comúnmente se nos plantea, en cualquiera de los barrios a los que acudimos durante la semana, como manera de escuchar a la ciudadanía y tomar el pulso de la ciudad.

Como dijimos recientemente, en el Debate sobre el Estado del Municipio, cualquier esfuerzo que hagamos por mejorar “por encima incluso del resultado que obtengamos” siempre nos parecerá poco. El rigor con el que nos aplicamos en el control y la gestión de los servicios públicos persigue la excelencia. Pese a la inversión realizada durante este mandato en limpieza viaria y recogida de residuos, que tiene un coste anual por encima de los 17 millones de euros, comprendemos que se puede mejorar. De ahí que hayamos acordado la modificación del contrato con la empresa concesionaria, aprobando una inversión adicional de 1,5 millones, hasta final de año, para la reposición de maquinaria, a lo que sumaremos la instalación de contenedores soterrados, sin coste para el Ayuntamiento. Todo sea por seguir avanzando en un Santa Cruz mejor.