X
yo, tú, ella>

“Me gusta jugar ‘on-line’ porque es algo colaborativo y social”

   
Isana Sánchez Curbelo. | DA

Isana Sánchez Curbelo. | DA

Por VERÓNICA MARTÍN

Isana Sánchez Curbelo es camaleónica. En la red es conocida como Aredhel Ringeril. En su vida diaria te aparece con un vaquero y una camiseta blanca propia de una universitaria pero, de repente, se transforma y se convierte en una cosplayer que imita a un personaje de My Little Pony. Además, es una gamer. Es decir, que ha pasado miles de horas jugando a videojuegos pero eso no le ha impedido terminar la carrera de Psicología, hacer un master y, ahora, convertirse en empresaria y diseñadora. Estos días está emocionada porque empiece la TLP Tenerife 2014 el mayor evento de tecnología de Canarias organizado por el Cabildo de Tenerife e Innova 7. Allí, presentará su nuevo proyecto: Elixir, una firma de leggins con inspiración en videojuegos, series y cómics.

-¿Recuerda cuándo empezó a jugar con videojuegos?
“No recuerdo una edad. Desde pequeña jugaba a las típicas máquinas que exigían antes con un solo juego y dos botones: como el Pong. Mis padres me compraron una Game boy por aprobar todo… no quería saber nada de Barbies ni de muñecas… quería una consola”.

-¿Se arrepintieron sus padres del regalo?
“No, porque nunca tuve ningún problema con los estudios pese a que me pasaba mucho tiempo jugando. Quizá estaban preocupados porque, en general, se decían muchas cosas negativas sobre los videojuegos…”.

-¿Cree que han estado estigmatizados sin razón?
“Rotundamente sí. Y todavía están muy estigmatizados porque existe una idea equivocada de que te lavan el cerebro o que incitan a la violencia cuando en la televisión se puede ver cualquier película en horario infantil hay mucha más violencia”.

-Como psicóloga conocerá estudios al respecto… ¿Qué dice la ciencia?
“He estado investigando y no hay ningún estudio contundente donde se muestre una relación causa-efecto entre el uso de los videojuegos y la violencia. Cuando una persona es agresiva en el mundo real es por la combinación de distintos. Sin embargo, sí hay investigaciones que relacionan videojuegos con otras capacidades mentales como, por ejemplo, con el aumento de la inteligencia en general. Esto se ha demostrado con el videojuego del Profesor Layton con el que se han hecho estudios comparando grupos que lo usaban con otros que no y se ha demostrado el incremento de las habilidades en el primer grupo”.

-¿Se podría equiparar al ajedrez?
“Sí, totalmente… se podría comparar con cualquier entretenimiento que potencie habilidades visuales o situaciones gráficas”.

-Y…además, mucho más divertido.
“Sí, es mucho más interactivo. Ahora me gusta mucho jugar on-line porque es algo colaborativo y me permite estar interactuando con otras personas que tienen los mismos intereses que yo”.

-¿Otro mito con respecto al mundo gamer es que es muy individualista?
“Claro porque a la gente que es jugadora le gusta conocer quién se esconde detrás de un avatar con el que juegas en línea. Es como ver fútbol. No es lo mismo verlo en casa que ir al bar con otras personas con las que compartir tu afición. Es una relación social satisfactoria porque estás con gente que tiene los mismos gustos que tu”.

-Quizá ese sea el éxito de citas como la TLP Tenerife que se celebrará en el Recinto Ferial (donde se hicieron parte de estas fotos) del 15 al 20 de este mes, ¿no cree?
“Sí. Ese es precisamente su éxito. Es la esencia: estar con gente que comparte tus mismas aficiones y participar en actividades de todo tipo con ellos”.

-¿Desde cuando participa en TLP?
“Siempre he querido ser telepera –que es como se conocen los participantes a diferencia de los visitantes- pero siempre he estado en la organización salvo los años que, por estudios o trabajo, no he podido ir. Los teleperos siempre me han dado envidia sana porque ves que se lo pasan pipa pese a pasar días sin dormir… vienen a darlo todo. Lo que más llama la atención es el superambientazo chachi que se vive”.

-¿Le molesta que se use el término frikie?
“Depende de quien te lo diga y cómo te lo diga. Hay gente que con ignorancia lo usa como algo despectivo como sinónimo de raro. Da la impresión de que si te gustan los videojuegos o tienes ciertas aficiones no muy comunes no puedes tener estudios o ser una persona antisocial”.

Isana como un personaje de My Little Pony. | DA

Isana como un personaje de My Little Pony. | DA

-Además de su faceta gammer también es cosplayer. ¿Se trata solo de disfrazarse?
“Cosplayer proviene de ‘costume and play’ es decir ‘vístete y juega’ en inglés. Lo que significa que no es como disfrazarte en Carnaval sino vestirte de ese personaje e interpretarlo que es mucho más divertido. La gente te reconoce y te dice cosas del videojuego. El año pasado en TLP iba de un personaje de The Little Pony y la gente me pedía que dijera la expresión típica de ella –que es como YAY- y me abrazaban. Fue muy divertido y no hubiera podido hablar con tanta gente en otra situación que no fuera esa”.

-El haberse acercado a este mundo le ha abierto una faceta como diseñadora también, ¿verdad?
“Desde que me inicié en el mundo de los videojuegos me llamaba la atención la vestimenta de los personajes. Nunca me he identificado con las chicas de los catálogos de Zara, Mango o Stradivarius. Desde pequeña me gustaba dibujar cómics y les diseñaba mi propia ropa… poco a poco, con las nuevas tecnologías, he ido aprendiendo algunos programas y he aprendido de forma bastante autodidacta y he ido creando mi propio estilo de diseño”.

-Y ahora va la tener su propia marca de leggins…
“Se llama Elixir y está saliendo gracias al apoyo de dos amigos que me apoyan en mi modelo de negocio: Rosmen Álvarez y Tania Ventura… mis leggins no son los típicos que te puedes encontrar en las cadenas de ropa. Van más allá del patrón que se repite: son algunos con estampado del Tetris o inspirados en alguna serie o videojuegos. Busco que el que los lleve se sienta que logra expresar algo suyo con la ropa”.