X
maldito parné >

El mundo al revés – Por María Fresno

   

El Gobierno está convencido de que el deporte al aire libre puede generar un riesgo para la integridad de las personas y, atención, para los bienes inmuebles, y por ello castiga esta actividad como infracción leve en el Proyecto de Ley Orgánica de la Seguridad Ciudadana. Así que, a partir de ahora, los niños (y no tan niños) no podrán jugar a la pelota en la calle o en la playa. Los patines y hasta montar en bicicleta por lugares no establecidos estará sancionado con multas que pueden ir desde los 100 a los 600 euros. Aún no salgo de mi estado de shock al leer esto.

Pero es que, además, ciudades como Badajoz prohíben hasta correr por la calle si molesta a los demás. No sé si en este afán de prohibirlo todo y de regular hasta lo irregulable, el Gobierno se está dando cuenta de lo absurdo de esta norma, porque poniéndonos al tema, podría prohibir también (como en épocas pasadas) grupos en las aceras de más de tres personas o incluso hablar por la calle. ¡Esto es el mundo al revés!