X
tribuna >

NC, oposición constructiva y alternativa – Por Román Rodríguez*

   

Nueva Canarias tiene en el Parlamento canario una pequeña representación. La que nos dieron las urnas y el sistema electoral. Estamos convencidos de que la incrementaremos en 2015 por el trabajo de nuestros alcaldes, concejales y consejeros así como la labor de nuestra militancia y nuestra mayor implantación territorial. Y, también, por la intensa, rigurosa y constructiva oposición que hemos desarrollado en la Cámara en estos tres años de legislatura. Con dos diputados, el 3,3% del Parlamento, hemos registrado el 15% del total de las iniciativas. Trabajando en torno a tres ejes. La actividad legislativa, interviniendo en el proceso de tramitación y aprobación de leyes. La propositiva, mediante proposiciones de ley y resoluciones a comunicaciones del Gobierno. Y, por último, la de control y fiscalización del Ejecutivo.

Uno de nuestros frentes de actuación ha sido la crítica a la política económica del Gobierno canario. Desde el inicio de la legislatura hemos señalado que es un error tratar de salir de la crisis y recortar el déficit solo o principalmente a través de la reducción del gasto. Proponiendo fórmulas viables para incrementar los ingresos públicos. Por ello presentamos enmiendas a la totalidad a los presupuestos de la comunidad canaria para 2012, 2013 y 2014 y a la ley de crédito extraordinario del año pasado, todos basados en el cumplimiento por CC y PSOE de las políticas del austericidio. Proponiendo, además, una política fiscal progresiva basada en la persecución del fraude fiscal (para que paguen los que no pagan) y exigiendo una mayor aportación tributaria a los contribuyentes con mayor capacidad económica; lo que nos llevó a enmendar en su totalidad la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales (2012). Hemos sido muy críticos con el Ejecutivo de CC y PSOE cuando se ha presentado como campeón del cumplimiento del déficit. Lo que le llevó a dejar de utilizar 240 millones de euros en 2012 y 2013 respecto al déficit permitido a Canarias, a pesar de las necesidades de una sociedad con un 32,5% de desempleo y una elevada pobreza. Asimismo, hemos presentado numerosas iniciativas para combatir el desempleo. Cuestionando las políticas económicas y defendiendo políticas anticíclicas, con inversiones públicas y poniendo el crédito al alcance de las empresas. Rechazando, asimismo, el permanente maltrato a Canarias en las cuentas públicas estatales.

La defensa de los servicios públicos y de las políticas sociales ha sido otro de nuestros referentes. El objetivo, evitar el deterioro de la cohesión en una sociedad con tan alto volumen de paro y pobreza. Así hemos defendido la sanidad como derecho universal, denunciado las listas de espera sanitarias y el colapso de las urgencias. También hemos planteando medidas para combatir el fracaso y el abandono escolar y participado activamente en la tramitación de la Ley Canaria de Educación. Nuestra tarea parlamentaria se ha volcado en las políticas sociales. Hemos presentado propuestas al Gobierno para la adopción de medidas de choque contra la pobreza. Hemos sido además muy críticos con el fracaso de la aplicación de la ley de la dependencia en las Islas, así como el de las políticas de vivienda, y la ausencia de medidas efectivas contra los desahucios y lanzamientos. Asimismo, hemos incidido en las políticas de igualdad y en el rechazo de las políticas del Ejecutivo de Rajoy que suponen un enorme retroceso en los derechos de las mujeres. Respecto a las políticas sectoriales, hemos defendido la mejora del sector turístico, centrada en la calidad, la renovación, la limitación de nuevos alojamientos y la no clasificación de nuevo suelo. Respetando, asimismo, el modelo turístico de cada Isla. Proponiendo implantar una tasa turística para apoyar la renovación del espacio público y las infraestructuras. Y negándonos a la venta de nuestros aeropuertos con la privatización de AENA. En el sector primario, hemos desarrollado numerosas iniciativas a favor del tomate, propuesto la modificación del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) para favorecer las producciones locales y el cumplimiento del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (Posei) adicional para los subsectores del tomate, ganadería y viticultura. En el industrial, hemos defendido el mantenimiento de los apoyos institucionales y la transferencia de I+D+i, la oferta de suelo industrial barato y cualificado, así como el fomento de los parques tecnológicos. Hemos sido muy activos en el rechazo a los sondeos de petróleo en aguas cercanas al Archipiélago. Pero en coherencia con nuestro decidido apoyo a las energías renovables, también muy críticos con el Gobierno canario que, a través de las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía, pretende implantar por decreto el gas en las Islas. En medioambiente, las iniciativas de NC se han dirigido al cumplimiento de la protección de El Rincón (La Orotava), la reforma de la Ley Canaria del Catálogo de Especies Protegidas y la denuncia de las emisiones de la refinería de Santa Cruze; así como exigiendo una ley de impacto ambiental que armonice la legislación española y canaria. Por último, hemos insistido en medidas de mejora de la calidad democrática. Entre ellas, la presentación de una proposición de ley de reforma de nuestro injusto sistema electoral, que CC y PSOE impidieron siquiera que fuera debatida. Una democratización que hacemos extensiva a la Radiotelevisión Canaria, para lograr la máxima pluralidad informativa y la profesionalización de su gestión.

En definitiva, más de 2.000 iniciativas de todo tipo -sin contar la actividad legislativa ni las intervenciones en plenos o comisiones-, volcadas en la defensa de Canarias y de su autogobierno, del interés general, de los servicios públicos, de una economía sostenible y de una fiscalidad progresiva al servicio de la mayoría social, del empleo y de la atención a las personas y colectivos con mayores dificultades.

*DIPUTADO EN EL PARLAMENTO CANARIO Y PRESIDENTE DE NUEVA CANARIAS