X
santa cruz >

El Rastro de Santa Cruz retrasa su traslado hasta septiembre

   
Los puestos se concentrarán alrededor de La Recova, a través de dos calles principales, que son Bethencourt y Molina y Francisco Bonnin. / FRAN PALLERO

Los puestos se concentrarán alrededor de La Recova, a través de dos calles principales, que son Bethencourt y Molina y Francisco Bonnin. / FRAN PALLERO

El primer domingo de septiembre es el previsto para el traslado. / S. M.

El primer domingo de septiembre es el previsto para el traslado. / S. M.

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El último fin de semana de julio es el que la Concejalía de Obras y Servicios Públicos de Santa Cruz de Tenerife había previsto como el más probable para iniciar el traslado del Rastro capitalino, una vez que ya se ha aprobado la ordenanza que lo regula así como el Plan de Autoprotección. Sin embargo, la lentitud a la hora de tramitar las nuevas licencias, (se ha de pasar de un único permiso a 631) y, sobre todo, la falta de acuerdo entre los propietarios de los puestos para decidir cuál será su nueva ubicación dentro del espacio dispuesto para ello, ha llevado al Ayuntamiento a posponer este traslado hasta la primera semana de septiembre.

Según explicó el edil de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, en estos momentos, cada uno de los titulares está tramitando su licencia pero, “se está retrasando un poco la entrega de documentación por parte de los titulares”. “A esto se une -continuó- que el acta de replanteo sobre el terreno de los nuevos puestos también va con retraso”. “Con la entrada del mes de agosto hemos preferido dejar para para la primera semana de septiembre, concretamente para el primer domingo del mes, la reubicación del Rastro”, añadió Arteaga. Mientras tanto, aseguró el edil, el mes de agosto será hábil para que los interesados sigan tramitando las licencias, “confíamos en que se pueda gestionar la mayor parte de estos permisos para que estén listos en septiembre”. El responsable de Servicios Públicos reconoció que la parte del replanteo de los puestos, es decir, dónde irá colocado cada uno de los 631 actuales, “está siendo bastante complicada”, sobre todo por la falta de acuerdo entre los titulares.

Sorteo

Dámaso Arteaga advertía en la última asamblea celebrada con los vendedores de este mercado que, de no llegarse a un acuerdo entre los comerciantes para la colocación de cada una de las casetas, se verían obligados desde el Consistorio a asignar estos lugares mediante sorteo, “una medida que no desea nadie, ni Ayuntamiento ni vendedores”.

Los 631 puestos deberán establecerse a lo largo de las calles que componen la nueva ubicación del Rastro y que está conformada por las vías de José Manuel Guimerá Gurrea, José Hernández Alfonso, Darias y Padrón, Juan Álvarez García, Leoncio Rodríguez, Buenos Aires y plaza del General Gutiérrez Mellado. El problema está en conseguir que cada uno de los comerciantes logre un consenso para la colocación de su puesto de venta, que en muchas ocasiones, como reconocía Arteaga, están ligados bien por motivos familiares o por la venta de productos similares.

Visitantes

El Plan de Autoprotección cifra en unas 20.000 personas las que cada domingo visitan este mercado callejero, una cifra que demuestra la importancia de regular adecuadamente un espacio que ha sido durante años fuente de polémica entre comerciantes tradicionales y los propios vecinos de la zona. Arteaga, destaca que, una vez que el Rastro ya cuenta con una ordenanza y con un Plan de Autoprotección, se ha conseguido que se regule su actividad “no sólo los domingos, sino también en el resto de fechas, como por ejemplo los días festivos en los que se venía celebrando”.

El edil destacó las medidas de seguridad que deberán implantar los puestos así como la presencia que van a tener de manera continua la Policía Local y Protección Civil en el desarrollo del mercado. Detalló que, para facilitar la convivencia y la información “habrá un cambio de señalética cada domingo para informar correctamente a vecinos y visitantes de las calles afectadas por cortes o porque no se pueda aparcar”, concluyó el responsable de Servicios Públicos.