X
economía>

La reforma fiscal beneficiará a 1,6 millones de autónomos, según ATA

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La reforma fiscal que el Gobierno aprobará el próximo 1 de agosto favorecerá a 1,6 millones de autónomos que tributan a través del IRPF, el 60% de los inscritos en España, que se van a beneficiar de una rebaja de los tramos fiscales que va a suponer un ahorro medio que oscilará entre los 600 y 720 euros.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que hoy lunes ha intervenido en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife para presentar el programa ‘Yo soy autónomo’ y valorar cómo incidirá la nueva reforma fiscal en el sistema tributario de los autónomos.

Lorenzo Amor señaló que en estos momentos hace falta “rebajar los impuestos y poner coto y fecha de caducidad al castigo fiscal que ha sufrido este país en los últimos años”, por eso cree que la reforma fiscal que se aprobará este viernes va bien encaminada para los autónomos que tributan a través del IRPF, pero no tanto para las pymes.

En este sentido, indicó que en España hay en torno a un millón de autónomos que tributan a través del impuesto de sociedades y tienen empresas, la mayoría pymes; sin embargo, advirtió que la reforma fiscal obliga a las pequeñas y medianas empresas a hacer un “mayor esfuerzo”, cuando son “el motor y la palanca de la generación de empleo”.

En cualquier caso, el presidente de ATA admitió que todo lo que sea rebajar el esfuerzo fiscal a los ciudadanos “tiene que ser aplaudido”, ya que la reforma fiscal supondrá “la subida salarial más importante que van a tener los ciudadanos de este país a partir del 1 de enero de 2015″, lo que significará “más renta disponible, más capacidad de consumo y demanda, y, por tanto, más actividad y empleo”.

“En el año 2020, uno de cada tres empleos en el sector privado va a ser autónomo, lo que significa que estamos avanzando hacia un modelo estadounidense donde las empresas van a utilizar cada vez más los servicios externos y las subcontrataciones para ahorrar costes y ganar en competitividad; sin embargo, advierte que ni la sociedad, ni la clase política, ni la legislación, ni la Constitución están preparados en estos momentos para el cambio que se avecina”.

Según Amor, la nueva reforma fiscal también beneficiará a unos 350.000 autónomos cuyas rentas íntegras están por debajo de 15.000 euros, a los que ya se les ha rebajado la retención del 21% al 15%, y en torno a 400.000 que podrán seguir tributando a través del sistema de módulos, que finalmente se mantendrá.
DIEZ AUTÓNOMOS CADA DÍA

En Canarias, el número de autónomos ha crecido en 3.700 en el último año, lo que significa diez autónomos más cada día, y entre los que se han ganado en el último año y los que se van a ganar en los próximos seis meses, se podrá recuperar la mitad del tejido de autónomos que se ha perdido con la crisis.

Para el presidente de ATA, “esto resulta significativo porque fuimos los primeros en despedir y en cerrar cuando vinieron los primeros golpetazos de la crisis, y en estos momentos hemos sido los primeros que hemos vuelto a hacer nuevas contrataciones y a generar actividad”.

Asimismo, destacó que el trabajo autónomo se ha convertido en una salida para muchos jóvenes, pero aclaró que sólo el 9% de los autónomos que se han dado de alta en el último año confiesan que lo han hecho como una obligación para poder incorporarse al mercado laboral.

De cara al futuro próximo, Lorenzo Amor resaltó que los autónomos van a ser “la vanguardia de la recuperación y la palanca del crecimiento”, de ahí que, en su opinión, tengan que ser “actores principales” en el diálogo social para evitar que éste sea “antiguo, obsoleto y arcaico”.

“Ahora todos tenemos que remar juntos porque este país tiene que escuchar a todas las partes –cámaras, patronales, sindicatos, autónomos– para aprender de lo que hemos hecho mal y sacar el país adelante”, apuntó el responsable de ATA, para quien es fundamental “seguir apostando por reformas que faciliten la actividad empresarial, la generación de empleo y la recuperación económica”.
“NERVIO DE LA ECONOMÍA”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, José Luis García, dijo tener claro que las pymes, en su mayoría formadas por autónomos, son “el nervio de la economía y los responsables de la recuperación económica”. A su juicio, “no habrá despegue económico si no se genera un entorno óptimo que propicie que los empresarios y los autónomos salgan adelante y puedan generar empleo”.

Para apoyar a los autónomos, según García, “hace falta que la economía prospere, pues sin inversión, sin consumo y sin financiación no es posible sobrevivir y prosperar”. “Hay que atender sus problemas con una legislación y medidas específicas; hay que acometer reformas fiscales para favorecer la competitividad, y hay que rebajar impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social, pues eso ayudará a mejorar los ingresos”, agregó.
‘YO SOY AUTÓNOMO’

Por otro lado, el presidente de ATA ha dado a conocer el programa ‘Yo soy autónomo’, una iniciativa incluida dentro del plan ‘Yo soy empleo’, dotado con 1,5 millones de euros, por el que el BBVA va a conceder una ayuda a fondo perdido de 1.500 euros a todos aquellos nuevos autónomos que se den de alta.

Lorenzo Amor detalló que en torno a 310 autónomos ya se han acogido a esta ayuda y espera contar en Tenerife con todos aquellos que colaboran diariamente con el emprendimiento y los autónomos, como es el caso de la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de Santa Cruz, para que cualquier persona que quiera iniciar una actividad por cuenta propia pueda acogerse a esta ayuda.

El director comercial territorial del BBVA, Celestino Pérez, indicó, además, que aquellos autónomos que generen puestos de trabajo también podrán obtener otros 1.500 euros por cada uno con un límite de hasta diez empleados.

Para poder acogerse a esta convocatoria de ayudas, los autónomos tendrán que haber cursado alta posteriormente al 1 de junio, estar dados de alta en la Seguridad Social y en Hacienda, y estar al corriente en los pagos. Los ingresos se harán trimestralmente, a razón de 500 euros por mes, y será obligatorio abrir una cuenta en el BBVA.