X
POLÍTICA >

Ríos se alinea con los ecologistas al ver el gas un freno a las renovables

   
Fernando Ríos. / DA

Fernando Ríos. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El alto cargo del Gobierno canario Fernando Ríos (de CC), coordinador de las acciones contra los sondeos de Repsol, se ha alineado con los ecologistas y los partidos que rechazan la apuesta por el gas natural en Canarias en la nueva planificación de la energía, que tramita la Consejería de Industria de su propio Ejecutivo (de la que es titular la socialista Francisca Luengo).

Ríos, comisionado para el Autogobierno, consideró ayer que “el gas puede retrasar completamente la implantación de las renovables en Canarias” por lo que defendió que el Gobierno canario “se replantee la idoneidad del gas” en las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía, documento donde se fija la meta de pasar del 6% actual al 36% de electricidad generada con renovables en 2020. Además, el comisionado alega que una reconsideración de este calibre “reforzaría la credibilidad” del Gobierno canario en su batalla contra el petróleo.

A su juicio, las inversiones hechas son muy pocas, y además los accionistas de la empresa Gascan, que debe desarrollar las infraestructuras del gas en Canarias (Endesa, un 47%y Sodecan, un 17%) por la ley han tenido que vender sus participaciones a una empresa estatal. Por ello, Ríos sostiene que “no podemos hacer una inversión multimillonaria en este combustible fósil, que habría que amortizar, y poner así en peligro ser líderes en las renovables”.

De ahí que el comisionado propugne incluir en las citadas directrices energéticas el objetivo de que Canarias obtenga el 100% de su electricidad con renovables, a lo cual, recordó, insta incluso un acuerdo del Parlamento canario adoptado este año. “Tenemos, eso sí, que ver cómo logramos un modelo de transición entre el actual dependiente del petróleo y uno basado en energías limpias”, explicó, “pero debe ser una fase de cinco u ocho años, porque sabemos que las energías limpias ya son gestionables sin temor a un cero energético”.

Mencionó también Ríos los miles de empleos que podría crear las energías renovables y la existencia ya de varias tecnologías para poder almacenarlas. “Esto no tiene vuelta atrás, cuanto antes nos convenzamos, antes llegaremos; es cuestión de voluntad política”, remachó.