X
POLÍTICA >

El TC levanta la suspensión parcial de la Ley Turística

   
Rivero y Soria, en el Parlamento canario, la pasada legislatura. / S. MÉNDEZ

Rivero y Soria, en el Parlamento canario, la pasada legislatura. / S. MÉNDEZ

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El Tribunal Constitucional (TC) ha levantado la suspensión parcial del artículo 4.2 de la Ley de Renovación y Modernización Turística canaria, al considerar que la Abogacía del Estado “no ha fundamentado qué perjuicios pueden ocasionar tales preceptos, que, en sí mismos, no prohíben autorizar nuevos establecimientos alojativos, sino, al contrario, permiten autorizar de cinco estrellas o categoría superior en Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife”.

Así lo estipula el auto dictado el 24 de junio por el TC, sobre el recurso de inconstitucionalidad en el cual el Gobierno del Estado alega que la prohibición, en esta ley, de hoteles o apartamentos de nueva construcción de cuatro o menos estrellas en Canarias vulnera la libertad empresarial e impide inversiones en las islas.
El Tribunal, que no entra en el fondo del asunto (pues este deberá resolverse aún), subraya que si bien el Estado advirtió de “graves perjuicios económicos al interés general” por tal restricción, estos no pueden producirse como consecuencia de los artículos que impugnó, que se refieren a los establecimientos alojativos hoteleros y extrahoteleros de cinco estrellas o superior.

El letrado del Parlamento regional arguyó en este proceso que la política de crecimiento limitado y de renovación de la planta alojativa que inspira esta ley “no es un capricho ideológico sino se fundamenta en estudios científicos en los que se pone de manifiesto que Canarias, dada su gran afluencia turística, el aumento de población acumulativo, de origen inmigratorio, y su elevado consumo energético, asociado a la navegación de buques y aeronaves, ponen en peligro su equilibrio ecológico”.

El auto fue hecho público ayer por el Ejecutivo canario, cuyo comisionado para el Desarrollo del Autogobierno, Fernando Ríos, destacó que, con la decisión del TC, recobra vigencia la posibilidad de construir de nuevo hoteles y apartamentos de cinco estrellas no vinculados a la rehabilitación, pues el Gobierno estatal, con la suspensión del citado artículo, había provocado su bloqueo, en un efecto contrario al pretendido. Ríos entiende que este auto “viene a constatar que el recurso del Gobierno estatal, instado por el Ministerio de Industria y Turismo, estaba motivado políticamente, ya que ni el Estado tiene competencias en materia turística, ni hay perjuicio para el interés general”.