X
PREMIER LEAGUE > LA ACTUALIDAD

Ayoze se gana el respeto en sólo diez minutos

   
Ayoze Perez Newcastle

El jugador tinerfeño disputó sus primeros minutos en la Premier. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Ayoze Pérez ya es oficialmente una urraca. El delantero tinerfeño debutó con el Newcastle en la derrota del conjunto de Allan Pardew (0-2) frente al Manchester City. Jugó algo más de diez minutos, pero en ese tiempo se ganó el reconocimiento y el respeto de técnicos, compañeros y aficionados.

Y es que el de Valleseco saltó al campo cuando su equipo caía 0-1 merced al tanto que el grancanario David Silva había logrado mediada la primera mitad tras un precioso taconazo de Edin Dzeko que le dejó sólo frente a Tim Krul.

Pardew no tuvo la valentía de jugársela con Ayoze hasta el minuto 83. Antes, los delanteros del Newcastle casi ni habían pisado el área citizen. Riviere estuvo más que desacertado y no combinó con el imaginativo Cabella, el hombre más dinámico y activo de la escuadra local durante todo el partido.

Sin embargo, Ayoze encontró el camino del gol nada más pisar el césped de St Jame’s Park. El tinerfeño recogió uno de esos balones que tanto le gustan, en carrera, con campo por delante, se metió en el área para quebrar con elegancia y eficacia a Kolarov y golpear un balón cruzado que se hubiese colado en la meta de Joe Hart de no ser por un leve desvío de Fernando que provocó que el cuero se fuera a escasos centímetros del palo izquierdo de la meta de los de Manuel Pellegrini.

En el banquillo Pardew llegó a cantar el gol. No lo fue, pero el técnico a buen seguro que tomó nota de lo sucedido. En menos de medio minuto Ayoze había creado más peligro que el resto de sus jugadores en 83. Luego el del María Jiménez tuvo tiempo para probar la corpulencia y contundencia de centrales típicos edl fútbol inglés como el belga Vincent Kompany, presionó y buscó robar algún balón que sirviera para lanzar alguna contra mortal y se entendió con Cabella al que dejó en buena posición deotro del área devolviendo con un toque sutil una pared.

Antes del final Ayozeo vio como Agüero sentenciaba la victoria del campeón de la Premier League con un tanto tras dos intentos. Después, cuando sonó el silbato buscó a David Silva con la mirada y se fundió con el grancanario en un emotivo abrazo mientras intercambiaban sus camisetas.

La prensa inglesa tardó bien poco en elogiar los minutos de Ayoze y su acción, calificadada como “maravillosa” por el Dailymail y refrendado por el mismo Allan Pardew que dijo que había sido una maniobra “increíble”.

El Telegraph recogía en su edición digital la brillante aparición de Ayoze Pérez “en un cameo chispeante” de un jugador al que señalan como rentable por el precio de 1,5 millones de libras abonados por su traspaso y del que pensaban que sería una apuesta de futuro antes de darse cuenta de que “contará antes vistas las evidencias” de ayer.