X
TENERIFE >

Las balsas de la Isla Baja y Vilaflor, las únicas con restricciones

   
balsa embalse Balten Tenerife

La media de llenado en estos momentos ronda el 40% de su capacidad. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Las precipitaciones caídas a lo largo del otoño y el invierno (incluso durante la pasada primavera) han permitido que este verano esté transcurriendo prácticamente sin incidentes en el suministro de aguas. Hasta el momento las únicas balsas en las que se ha cortado el agua para los agricultores de la zona han sido tres de la Isla Baja, cuyo problema se ha solventado y la de Trevejos, en Vilaflor. De hecho, el resto de embalses se encuentran en un estado de capacidad poco habitual para estas fechas, con un media en toda la Isla que ronda aproximadamente el 40%.

Al respecto, el consejero de Aguas del Cabildo tinerfeño, Jesús Morales, explicó a DIARIO DE AVISOS que “en general no ha habido ningún problema, aunque se ha detectado incidentes en particular en algún municipio”, por lo que precisó que en esta materia ha sido un verano “bastante tranquilo”. En lo que respecta en concreto a los embalses de la Isla que depende de la Corporación insular, a través de Balten, Morales explicó que a principios de mes se detectó algunos problemas en los estanques de Los Partidos, Las Portelas y El Palmar, en la Isla Baja, que ya se han podido solucionar. Añadió que durante algunos días no hubo suministro para el riego de los agricultores de la zona, pero se buscó otras fuentes.

El responsable insular de Aguas indicó que tras solucionarse esos problemas ahora se ha detectado inconvenientes en la balsa de Trevejos, en Vilaflor, siendo la única que en estos momentos presenta restricciones. En esta zona se está intentando buscar que las empresas aporten agua con el fin de solucionar de momento el incidente. Del mismo modo, Morales aseguró que esta situación a medio plazo estaría solucionada con las obra de la desaladoras de Fonsalía y Granadilla.

En este sentido, el consejero recordó que el pasado año el embalse que presentó más problemas fue el de Lomo del Balo, en Guía de Isora, pero no ha sucedido lo mismo este verano por las medidas tomadas en meses pasados por las comunidades de aguas de llevar a cabo varias obras de mejora.

La Isla cuenta con un total de 21 balsas que dependen del organismo Balten, repartidas en toda las comarcas. Así, la mayoría de ellas se encuentra en el Norte, siendo las que sueles reflejar los mejores datos de capacidad. Cabe recordar que dada las situaciones importantes de sequía en años anteriores desde el Consejo Insular de Aguas se han tomado diferentes medidas como poner en servicio algunos pozos con el fin de facilitar más cantidad de agua para regantes y ciudadanos.

Sin cortes para el consumo humano

-Si para los agricultores de la Isla el verano ha sido bastante tranquilo gracias a las lluvias recogidas en los embalses este invierno, salvo algunos incidentes concretos, para el suministro de los ciudadanos tampoco han existidos graves incidentes y lejos quedan aquellos meses estivales en los que se llevaban a cabo cortes importantes en el agua de abasto. Al respecto, el consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, explicó que a niveles generales no se ha detectado problemas, salvo en el municipio de El Rosario, en el que se llevaron a cabo restricciones por un asunto particular. Matizó que en el resto de municipios ha ido con normalidad el verano en materia del suministro de líquido.

-El consejero explicó que el abastecimiento urbano está cubierto en la Isla con las infraestructuras para ello, tales como desaladoras o desalinizadoras, y recordó que en los próximos años se pondrán en marcha otros proyectos que mejorarán los niveles actuales.