X
INTERNACIONAL >

El Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones de euros por Foley

   

EUROPA PRESS | Nueva York

El Estado Islámico pidió inicialmente un rescate de 100 millones de euros a cambio de la liberación del periodista estadounidense James Foley antes de advertir la semana pasada en un correo electrónico a su familia de que le ejecutaría, amenaza que hizo efectiva este martes. Así lo reveló en declaraciones a los medios estadounidenses Philip Balboni, presidente ejecutivo de GlobalPost, el medio electrónico para el que trabajaba Foley en Siria cuando fue secuestrado en noviembre de 2012.

Según indicó, los captores de Foley pidieron a la familia del periodista y al GlobalPost un rescate de 100 millones de euros. El mensaje fue trasladado a las autoridades pertinentes. Sin embargo, la respuesta del Gobierno estadounidense, como viene siendo su política en este tipo de casos fue negativa, destaca el New York Times, que también ha informado de la petición de un “rescate multimillonario” por Foley, citando a un representante de su familia y a un antiguo rehén que estuvo retenido junto a él en Siria.

La petición de rescate llegó en noviembre de 2013, acompañada por una prueba de vida, y a partir de entonces hubo “muy pocos” mensajes de los captores que, según Balboni, “no eran muy locuaces” simplemente formulaban sus “demandas”.

Finalmente, y tras un silencio, el pasado miércoles la familia del periodista recibió un nuevo mensaje. “El mensaje era corrosivo y estaba cargado de rabia contra Estados Unidos. Era terriblemente serio”, explicó Balboni, precisando que en él se amenazaba con ejecutar a Foley. “Obviamente, confiamos y rezamos para que eso no ocurriera (…) desgraciadamente no mostraron ninguna piedad”, lamentó, asegurando que en su último mensaje, que igualmente se hizo llegar al Gobierno, “no había ninguna demanda”.

Por otro lado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos está realizando una investigación penal en torno a la muerte del periodista, informó este jueves el fiscal general, Eric Holder. El presidente estadounidense, Barack Obama, respondió que Estados Unidos se mantendría incansable en su lucha contra la campaña de los insurgentes a pesar de la muerte del reportero.

Además, la Unión Europea condenó “con firmeza” el asesinato “indignante” de Foley y subrayó ayer su compromiso de “apoyar los esfuerzos internacionales para combatir el terrorismo, las violaciones de los derechos humanos y restablecer la unidad, soberanía e integridad territorial de Irak y Siria”.