X
arico>

“La documentación de Bienestar Social nunca estuvo comprometida”

   
Imagen del Ayuntamiento de Arico. / DA

Imagen del Ayuntamiento de Arico. / DA

DIARIO DE AVISOS | Arico

La portavoz del PSOE y exalcaldesa de Arico, Olivia Delgado Oval, “no tiene sentido de la humanidad porque la edil de la oposición conoció con bastantes horas de antelación al propio gobierno local las dificultades por las que estaba pasando una vecina discapacitada que no tenía un lugar para pasar la noche. Ante esa situación y por la imposibilidad de encontrarle una vivienda adaptada nos vimos en la necesidad de autorizar a que pernoctase en el hall de Servicios Sociales. Eso sí, nos aseguramos que las oficinas donde existe información sensible y/o confidencial estuviera cerrada bajo llave”, manifiestan el alcalde, Juan José Armas, y los concejales de Bienestar Social y Relaciones Humanas, Loly Díaz García y Pedro Andrés González Ramos, respectivamente, quienes han querido salir al paso de las declaraciones de la portavoz de la oposición.

“Delgado Oval sabía de la existencia del problema de esta residente y usuaria de los servicios sociales municipales, la cual presenta una minusvalía que afecta al 74% del cuerpo, desde primeras horas de la tarde del pasado 2 de agosto y no fue capaz de avisarnos en ningún momento. Ella, con su habitual mala fe, esperó y no dijo nada para luego criticarnos, como lo ha hecho”, comentan indignados dichos representantes del gobierno municipal.

Explican que “nosotros conocimos la situación pasadas las 8:30 de la noche y desde ese momento comenzamos las gestiones necesarias para resolver el problema. Le buscamos alojamiento por todos lados y estuvimos hasta la medianoche en esta tarea, pero las gestiones no salieron como nos hubiera gustado. Si la socialista nos hubiera avisado cuando tuvo conocimiento del problema hubiéramos tenido mucho más margen de movimiento, pero prefirió callarse”.

“La afectada nos dijo que por una noche ella se quedaba en el interior de un coche, pero consideramos que esa medida no era la más apropiada para ninguna persona y muchos menos para el grado de minusvalía que sufre ”, argumentan tanto el presidente de la corporación local como los dos concejales del gobierno, quienes aclaran que la afectada “no es ninguna sin techo porque tiene su pensión para vivir, lo que no se consiguió fue una vivienda adaptada para dicha noche”.

Ante la situación, “y previas consultas, decidimos que podía quedarse en el hall de Bienestar Social con todos los despachos cerrados y solo se quedó abierto el baño y se habilitó un sofá, que no utilizó porque durmió en el saco que llevaba consigo. Además, la cocina se dejó con comida y agua, pero tampoco entró. Por tanto, la información y documentación sensible del área estaba protegida y a salvo”, manifiestan.

Los mandatarios reprochan a la socialista su actitud porque “deja mucho que desear y solo persigue desprestigiar el trabajo del gobierno local, el cual está totalmente implicado en mejorar la calidad de vida de sus residentes”, apostillando la concejal Loly Díaz que “la calidad humana no se consigue con la experiencia política y la portavoz del PSOE en Arico ha demostrado que solo busca su interés y rédito político jugando con las necesidades más básicas de mis vecinos, que también deberían ser los suyos”.

Investigación
Asimismo, se mostraron sorprendidos por la actitud de dos agentes policiales porque “cuando entraron en su turno, por la mañana, echaron a la afectada sin avisarnos y le retuvieron sus pertenencias. Además, elaboraron un informe que no se ajusta a la verdad y que se avalan con informes médicos”.

Dicho atestado policial ha indignado a la propia afectada, quien ha anunciado que presentará una queja formal dirigida al alcalde y éste, a su vez, asegura que cuando la reciba ordenará la apertura de una investigación para depurar responsabilidades.

Asimismo, la afectada por este incidente, de nacionalidad alemana pero con residencia en Arico, ha mostrado su malestar para con Delgado y considera que su comportamiento “deja mucho que desear y dista de lo que se espera de un político”.