X
tenerife>

El Plan Hidrológico recibe 284 alegaciones para su modificación

   
El consejero insular de Aguas, Jesús Morales, durante un pleno. | DA

El consejero insular de Aguas, Jesús Morales, durante un pleno. | DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El Consejo Insular de Aguas prevé que el Plan Hidrológico de Tenerife esté aprobado de forma definitiva por el Gobierno de Canarias antes de finales del mes de octubre, siendo así el primer documento de esta índole en el Archipiélago. Además, sería el primer plan sector-territorial del país, ya que el resto de textos de España no son tan amplios. Así lo explicó el consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, quien insistió en que la idea es aprobar de forma provisional el plan en el pleno de la Corporación insular del próximo mes de septiembre.

Durante el periodo de exposición pública el documento de ordenación recibió un total de 284 alegaciones de diferente índole presentadas por asociaciones agrícolas y ganaderas, administraciones públicas, tales como ayuntamientos de la Isla, Gobierno de Canarias a través de distintas consejerías o el Ejecutivo central, y la cámara de aguas (sector privado), perteneciendo la mayoía de las peticiones de modificación a este último agente implicado.

El responsable insular de Aguas indicó a DIARIO DE AVISOS que en estos meses y desde que se cerrara en junio el plazo de alegaciones se ha intentado negociar con los representantes de las asociaciones agrícolas “y de hecho el 90% de sus peticiones han sido incluidas en el nuevo documento”.

Añadió que ahora se intentará también escuchar al sector privado, que ha sido el que más alegaciones ha presentado, para ver la posibilidad de tenerlas en cuenta. “Hay aspectos que nos será difícil, puesto que se trata de imperativos legales, pero otras se podrán sumar y, de hecho, se prevé ya respetar los derechos adquiridos en las aguas subterráneas, como así se pide”, precisó Morales. Los tres colectivos presentaron un total de 45 sugerencias. Entre sus peticiones se encuentra mantener a la agricultura como segunda prioridad en el abastecimiento de agua o aspectos relacionados con los estanques, entre otros.

El consejero insistió en que dos de los grandes objetivos del Plan Hidrológico de Tenerife son, por un lado, mejorar la calidad de las aguas de la Isla, para lo que se estima varias medidas con el fin de reducir los niveles de flúor. Además, se busca aumentar la trasparencia del mercado privado de aguas. Este nuevo plan viene a sustituir al del año 1996, adaptándose no solo a los requerimientos hidrológicos, territoriales y ambientales sino también a otras demandas sociales que el anterior no contemplaba.