X
sanidad>

Un religioso, primer español afectado por el brote de ébola

   
Miguel Pajares (i), junto a otro cooperante en un hospital liberiano. | DA

Miguel Pajares (i), junto a otro cooperante en un hospital liberiano. | DA

DIARIO DE AVISOS / EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

El religioso español de los hermanos de San Juan de Dios Miguel Pajares, de 75 años, ha dado positivo en las pruebas del ébola, según confirmó la ONGD Juan Ciudad a través de su página web. También dieron positivo las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción, Chantal Pascaline Mutwamene y Paciencia Melgar.

“Juan Ciudad ONGD comunica que la situación en el Hospital San José de Monrovia donde se encuentran seis personas aisladas desde el pasado viernes 1 de agosto es grave”, aseguró la ONGD en un comunicado.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ya ha comunicado esta información a los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación, y de Sanidad en España y, próximamente informará sobre las medidas que se van a tomar y que se están estudiando. El hermano Pajares, junto a otros seis compañeros -entre ellos, una religiosa con nacionalidad española- permanecen aislados en el Hospital San José de Liberia desde el pasado viernes. En este hospital falleció el pasado sábado su director, el hermano Patrick Nshamdze, tras haber contraído el ébola. El hospital está cerrado desde entonces.

Ayer, una portavoz de la organización explicó a Europa Press que el hermano Pajares y la hermana Chantal -con la que han hablado por teléfono- “no se encuentran bien” y que Pajares está descansando porque se encuentra “muy débil y con fiebre”. El Gobierno está llevando a los pacientes que dan positivo a un centro a las afueras de Monrovia, pero al estar el Hospital San José clausurado, ellos han pedido que en caso de tener el virus no se les traslade porque hay personal voluntario del centro dispuesto a atenderles.

Por ahora, los religiosos están recibiendo tratamiento sintomático. Además, la ONGD envió el viernes dos cargamentos aéreos con materiales hospitalarios para la protección y aislamiento del personal sanitario, que están llegando en esta semana.

La colonia española en Liberia ronda las 30 personas, en su mayoría religiosos y cooperantes. Como consecuencia de la crisis actual de la fiebre del ébola, Exteriores desaconseja viajar a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry. El Ministerio sigue con atención la evolución de la enfermedad en estos países. En Guinea Conakry es donde hay una mayor colonia de españoles, en torno a unos 160 (de ellos, al menos siete canarios), mientras que en Sierra Leona los españoles inscritos en el Registro Consular apenas superan la veintena.

Por otro lado, el Banco Mundial anunció que destinará 200 millones de dólares (alrededor de 149 millones de euros) en ayuda de emergencia para ayudar a los países de África Occidental a contener el brote de ébola. El dinero será entregado a los gobiernos de Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, así como a la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informó la cadena de televisión británica BBC.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, experto en enfermedades infecciosas, afirmó estar “muy triste” por la expansión del virus y por cómo esté ha contribuido a hundir “los ya débiles sistemas sanitarios en los tres países”. “Estoy muy preocupado por el hecho de que muchas más vidas estén en riesgo si no detenemos esta epidemia”, recalcó.

El virus empieza a extenderse por Nigeria
El Ministerio de Sanidad de Nigeria ha confirmado que el médico que atendió al primer fallecido por ébola en el país, también está contagiado por este virus. “Este nuevo caso es uno de los médicos que atendió al paciente liberiano que murió a causa del ébola”, informó el ministro nigeriano de Sanidad, Onyebuchi Chukwu, citado por el diario local The Vanguard.

El pasado 25 de julio las autoridades nigerianas confirmaron la muerte por ébola de un funcionario de nacionalidad estadounidense que viajó a Nigeria desde Liberia, y que se convirtió en la primera víctima mortal del virus en el país. El fallecido, de 40 años de edad, fue ingresado al presentar síntomas de esta enfermedad.