X
MÁS QUE PALABRAS >

Silencio cómplice – Por Esther Esteban

   

Ha sido un bombazo de tal calibre que tardaremos muchísimo tiempo en conocer el detonante y los daños colaterales de todo esto. Pascual Maragall aquel día del 3% tal vez no se fue de la lengua, como pensaron algunos, ni tampoco fue el primer síntoma de la enfermedad que padece. Tal vez quiso tener un rasgo de sinceridad, ser honesto y destapar la caja de los truenos que volvió a cerrar inmediatamente porque ponía en peligro la supervivencia de muchos. Ahora años después ha bastado con una confesión interesada ¡él sabrá porque! de Jordi Pujol para que todos se pongan a largar La Traviata, seguramente para huir de la quema. Se han descorrido las cortinas del cuadro del esperpento y vemos ¡con horror!, que la mordida era muy generalizada porque en la Cataluña de los Pujol o pagabas o eras un apestado y después también represaliado. La novia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, ha declarado que escuchó conversaciones en las que se amañaba concursos y se pactaban comisiones escandalosas, que ponían los pelos de punta. Las comisiones según dijo eran del 3% del 4 y hasta del 20% del importe del concurso y en ocasiones el acuerdo era meter en el negocio a algún familiar. Si de muestra vale un botón, la UDEF ha enviado al juez un prolijo informe de 62 folios donde se detallan los movimientos empresariales desde los que podrían haberse cometido “ilícito penal”. Los agentes especialistas en delincuencia económica y financiera han enviado un detallado desglose de las empresas y sociedades con las que el hijo de Pujol ha tenido relación y han tomado declaración a muchos de los que se han visto obligados a participar en el pago de favores. De hecho al menos dos de ellos transmitieron a la Policía su sensación de haber sido víctimas de comportamientos mafiosos, de haber pasado “miedo” si no accedían a las peticiones que les llegaban desde el entorno de Pujol. Pero lo que da de verdad miedo de verdad es imaginar lo que esta familia ha hecho desde el poder durante años. Ya de entrada si la herencia que según ellos está en el origen de su evasión en paraísos fiscales es falsa todo lo demás se puede caer como un castillo de naipes. ¿Cómo este escándalo va a influir en el camino hacia la independencia emprendido por el heredero Artur Mas? Si todo el discurso del “España nos roba” se ha transformado de la noche a la mañana en el “Pujol nos roba” el grado de indignación del electorado debería llevarles a plantearse si en todo esto ha habido complicidades de todo tipo. Sólo desde un silencio cómplice se puede entender que nadie en tantos años alzara su voz denunciando lo que ahora cacarean y tampoco se puede evitar pensar si ese envolverse en la bandera bajo la excusa de un nacionalismo rancio y trasnochado, era la forma de ocultar negocios turbios. Más tienen por delante una durísima tarea porque esa herencia de corrupción, de mordidas indignantes del 3%, va a ser muy pero que muy difícil de administrar. ¡Qué asco, que vergüenza, que bochorno! los votantes de CiU no se merecen esto y los demás… Tampoco .