X
ECONOMÍA >

Los taxistas reclaman al Gobierno que se les exima de pagar el IGIC

   
Los representantes del sector del taxi, durante su reunión con miembros de la Alianza de Vecinos. / DA

Los representantes del sector del taxi, durante su reunión con miembros de la Alianza de Vecinos. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Las principales asociaciones de taxistas del área metropolitana tinerfeña se unieron ayer a la petición de la Alianza de Vecinos de rebajar el IRPF a los residentes en las Islas y también reclamaron la exención en el pago del IGIC al taxi, que hasta 2012 sólo se les aplicaba a los profesionales que superaban un determinado volumen de ingresos.

Así lo manifestaron directivos de la Cooperativa Hogar del Taxista, Radi Taxi San Cristóbal, Santa MAría, Asociación Profesional del Taxi, Taxidriver, Radio Taxi San Marcos y la Federación del Taxi de Santa Cruz, en un acuerdo rubricado con representantes de la Alianza, Domingo Chávez y Abel Román Hamid.

En un manifiesto, exponen que “la situación de deshumanización fiscal por parte del Parlamento de Canarias hacia los vecinos y taxistas hace insoportable tener una renta digna y justa, ante la crítica realidad , social, económica y humana que atraviesa la Comunidad Autónoma canaria”. Argumentan que la ley 4/2012 “ponía fin a la franquicia fiscal por el volumen de negocio, introduciendo el impuesto del IGIC al gremio de los taxistas”, lo cual “ha llevado a empeorar la situación económica, social y familiar de estos trabajadores autónomos”.De ahí que estos transportistas se unan a la Alianza Vecinal en su propuesta de que a todos los trabajadores residentes en Canarias que ganen entre 1.000 y 3.000 euros mensuales se les aminore un 50% el Impuesto de la Renta, tal y como existe ya en Ceuta y Melilla, y en línea con las deducciones y bonificaciones que ya tienen los empresarios en el Archipiélago.

El presidente de la Cooperativa del Hogar del Taxista, Emilio Bravo, explicó al término de la reunión que “antes sólo pagaban el IGIC los taxistas de algunos municipios turísticos, ya que la mayoría estaba exenta porque no llegaba a un mínimo establecido, pero desde 2013 lo debe pagar todo el gremio, bien mediante facturación, bien por módulos, lo cual supone, si no se acoge a ninguna deducción por inversión o mantenimiento, el pago de 400 o más euros al año, que acaba repercutiendo en el usuario, una carga injusta en un momento de crisis para todos”.

Por su parte, un portavoz de la Alianza Vecinal, Domingo Chávez, adelantó que la intención es extender el acuerdo de ayer a toda Canarias, pues la propuesta de rebajar el IRPF ya la respaldan cerca de 600 colectivos vecinales y de padres y madres de alumnos, los ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna, CC, PSOE, PP, Ciudadanos de Santa Cruz y XTenerife, entre otros.