X
ECONOMÍA >

Los trabajadores de AENA aplazan la huelga para buscar apoyo social

   
Los delegados sindicales, durante su encierro en las oficinas del comité en Los Rodeos. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Los delegados sindicales, durante su encierro en las oficinas del comité en Los Rodeos. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Los trabajadores de AENA en los aeropuertos de Tenerife decidieron ayer en asamblea posponer durante unas semanas las jornadas de huelga, planteadas inicialmente para este mes el caso de Barajas, contra la privatización del 49% de esta empresa pública programado por el Ministerio de Fomento. El motivo del aplazamiento: hacer un frente común entre todos los aeropuertos de las Islas, junto con partidos, instituciones públicas; y organizaciones sindicales, políticas, empresariales y ciudadanas, según explicaron ayer fuentes de los comités de empresa del Reina Sofía y Tenerife Norte.

Durante la jornada, los delegados sindicales protagonizaron un encierro en sus oficinas junto a la antigua terminal de Los Rodeos, y durante la mañana allí recibieron a miembros de Sí Se Puede, partido que apoya sus reivindicaciones. Pasado el mediodía, los delegados sindicales, entre ellos la presidenta del comité de empresa del aeropuerto de Los Rodeos, Inés Ferrer, recibieron a cuatro diputados regionales de CC (Flora Marrero, Juan Pedro Hernández, Isaac Castellano y Nicolás Gutiérrez), quienes prometieron nuevas iniciativas en en el Parlamento canario y en las Cortes contra estos planes de Fomento, y a través del Gobierno canario, que recurrirá la privatización ante el Constitucional.

Una venta que los representantes de los trabajadores rechazan porque “acabará suponiendo un encarecimiento y empeoramiento del servicio público esencial, además de peores condiciones laborales y salariales, primando la cuenta de resultados de unos empresarios y no el interés público”, según explicaron los respectivos secretarios de los comités del Norte y del Sur, Antonio García y Juan José Martínez.

Ambos subrayaron que AENA tuvo unos beneficios de 600 millones de euros en 2013 y que se quiere vender a inversores de referencia (21%) y colocación en bolsa (28%). Los delegados sindicales están seguros de que después llegará la privatización total y se planteará incluso el cierre de aeropuertos como La Gomera si las Administraciones Públicas canarias no inyectan dinero.