X
tribuna >

Trabajar más allá de los 65 – Por Carmen Tomás

   

El Gobierno ha decidido, al menos figura en el proyecto de ley de reforma fiscal aprobado en consejo de ministros, eliminar las reducciones de que gozaban los trabajadores que decidían seguir trabajando más allá de la edad de jubilación. Cierto que habrá que ver lo que ocurre en el trámite parlamentario, pero no es precisamente ésta una de las medidas de las que más se esté comentando que pueda revocarse. Aún así todo puede pasar. En todo caso, si queda tal y como está pensada, no me parece una buena idea. El hecho de que haya personas que aún en edad de jubilarse quieran seguir trabajando deberían continuar gozando de esas reducciones. Es un aliciente para seguir en el mercado laboral y por tanto más recaudación para el Estado y la Seguridad Social. No entiendo muy bien las razones de esta decisión. Creo que no sólo debería pensarse esta medida en términos económicos. Muy probablemente, a priori, sea más el dinero que cuesta ahora mismo la reducción de impuestos que lo que se ingresa en las arcas públicas. Y por eso se ha decidido en tiempos de escasez. Pero, a la larga, y dado el envejecimiento de la población y la falta de niños, por tanto de nuevos cotizantes y de más y más largas jubilaciones, sería beneficioso para el erario público mantener el estímulo de la reducción. Al menos, a mi me lo parece. Además, como decía, no es sólo una cuestión de números la que debería primar en este asunto.

El hecho de que alguien quiera trabajar más allá de la jubilación es una bendición para la persona y para la sociedad. Seguir activo, a pesar de estar jubilado -y conozco a muchos- te hace ver la vida de otra manera cuando ya pasas los 65 años. Hoy la mayoría de estas personas están muy bien, casi en lo mejor de su vida, y aptos totalmente para el trabajo. No todos los trabajos, claro, pero sí muchos. También es importante no olvidar que aportan conocimiento y experiencia. La esperanza de vida supera los 80 años, así que estamos hablando de personas que aún pueden aportar a la sociedad muchas cosas y durante muchos años. He oído y leído poco sobre esta decisión de Hacienda. Espero que en los próximos días nos aporten más datos u opiniones por las que podamos entender el motivo último de esta decisión que, ya digo, a priori me parece un desacierto.