X
SOCIEDAD >

La ULL busca vías de financiación alternativas al contrato programa

   

EDUARDO DOMENECH-ULL Eduardo Doménech. / JAVIER GANIVET[/caption

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

La universidad pública tiende a convertirse en un centro formativo al alcance de pocos bolsillos. El aumento de las tasas, la reducción de las becas y la escasa financiación pública han puesto a muchas instituciones académicas al borde de la bancarrota. Por eso, entidades como la Universidad de La Laguna (ULL) está tratando de abrir nuevas vías de ingresos, algunas de las cuales se aplican ya en otros países de nuestro entorno. Con muchos de sus responsables ha departido en los últimos días el rector lagunero, Eduardo Doménech, que esta semana participó en Brasil en el III Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se celebró en Río de Janeiro.

Doménech explicó al DIARIO que en dicho encuentro se han tratado temas como la “mejora en la selección del profesorado”, la “movilidad de alumnado y de los propios docentes” y las “necesidades de mejorar la financiación de las universidades”. En este sentido, Doménech señaló que, ante la negativa del Gobierno de Canarias a renegociar un nuevo contrato programa, se hace necesario buscar otras fórmulas de financiación, como puede ser el mecenazgo o la transferencia del conocimiento a empresas.

“Estamos en el puesto 32 a nivel mundial en lo que se refiere a transferencia del conocimiento, por lo que se hace necesario buscar mayor colaboración con las empresas, para que estas ayuden a financiar las universidades; pero también que las universidades estén más al tanto de las necesidades de innovación de las empresas, para haya más interacción con ellas”, recalcó Eduardo Doménech.

En esta línea, Doménech confirmó que el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, anunció que entre 2015 y 2020 la entidad financiera destinará 600 millones de euros para proyectos vinculados a la empleabilidad en el entorno iberoamericano, y parte de ese dinero irá destinado a las universidades españolas. De igual modo, la cumbre sirvió para presentar un programa marco de movilidad académica, “que contribuya a reforzar la identidad iberoamericana”, que según el rector de la ULL dará una oportunidad a muchos jóvenes “para que se puedan beneficiar del conocimiento y la realidad de otras ciudades”. Así, el objetivo es contar con 25.000 becas, dotadas con entre 3.000 y 4.000 dólares por alumno y semestre, en el curso 2015-2016, para llegar a las 200.000 en el año 2020.

El III Encuentro Internacional de Rectores Universia abordó también el ámbito de la investigación, fundamentalmente lo que se refiere a los rankings internacionales. “Habría que ir a otro distinto al de Shanghái, porque una de las cosas que más se valoran es la presencia de premios Nobel, algo que no está al acceso de muchas universidades iberoamericanas”, recalcó Eduardo Doménech, quien apostó por tener en cuenta otros parámetros “más específicos”. Por ello, los rectores firmaron la llamada Carta de Río de Janeiro 2014, que contiene diez compromisos para mejorar, modernizar e internacionalizar la educación superior. “El texto recoge unas claves para el desarrollo de los centros iberoamericanos y propone unas pautas de actuación, para sentar los cimientos de una sociedad basada en el conocimiento, el emprendimiento y la innovación”, concluyó.

Nuevo cierre de las instalaciones

La Universidad de La Laguna cerró ayer todos sus servicios e instalaciones, que no reabrirán sus puertas hasta el día 25 a las 6 horas. Esta medida forma parte del plan de contención del gasto corriente que la institución académica lleva acometiendo desde el año pasado, y que le lleva a suspender su actividad de manera programada en tres periodos durante el año, coincidiendo con Semana Santa, Navidad y, como es este caso, verano. El cierre será total, y por ello no se podrá acceder a ninguna de las instalaciones universitarias, si bien habrá excepciones en aquellas que no puedan ver interrumpida su normal actividad, como es el caso del Animalario y algunos laboratorios.

La institución ayudará en la búsqueda de niños desaparecidos durante el franquismo

La Universidad de La Laguna y la Asociación de Afectados por Desaparición de Familiares y Adopciones Ilegales (Colectivo Sin Identidad) firmaron el jueves un convenio de colaboración mediante el cual la Sección de Historia de la Facultad de Humanidades de la institución académica asesorará a la organización civil en sus pesquisas.
El acuerdo tiene una duración indefinida, y con él se pretende que personal del Departamento de Geografía e Historia, como el investigador Domingo Garí-Montllor Hayek, ayude a la asociación en la búsqueda de documentación en archivos de diferentes instituciones, y en el posterior cruce de datos, para intentar averiguar el paradero de niños que se sospecha que fueron dados en adopciones ilegales en Tenerife durante el periodo de dictadura franquista.

Los responsables de la asociación señalaron que el número de menores que pueden haberse visto implicados en estas desapariciones resulta difícil de concretar. Pero es un asunto que ya está empezando a investigarse en toda España, con publicaciones recientes como el libro Nos encargamos de todo, de Francis González de Tena, colaborador de la asociación tinerfeña. Un acuerdo de colaboración similar está a punto de firmarse con la Universidad de Las Palmas, con el fin de poder abordar este asunto en toda la región.