X
líneas de mas >

América Latina y el Pequeño Buda – Por Gerardo Daniel Settecase

   

Las Reglas del Pequeño Buda son viñetas humorísticas de un monje tibetano, con textos como el que afirma que “algunos jefes son como nubes. Cuando desaparecen, el día se vuelve maravilloso”. Otras bromean sobre lo personal, social, o familiar, y una pareciera haber sido escrita, ex profeso, para la parte de Latinoamérica -Argentina y Venezuela- gobernadas por el bloque duro del Eje Chavista. Es la Regla Número Cuatro: “Cuando algo salga mal, cerciórate de tener cerca a quien culpar”, y de la cual Cristina Kirchner y Nicolás Maduro, ante sus fracasos, abusan denunciando que en sus países se concentran todos los oligopolios, monopolios, capitales especulativos y empresarios corruptos del mundo, mas opositores y medios de comunicación golpistas, apoyados por jueces y Gobiernos estadounidenses, junto a magnicidas inclusive del Estado Islámico según Kirchner, quien afirma que ella es objetivo del terrorismo yihadistas.

Y todo sale mal en Argentina y Venezuela: desabastecimiento, inflación, devaluación, empresas cerradas, paro y menos inversores por culpa de la inseguridad jurídica; la corrupción; el control bolchevique del aparato productivo, el crédito y el consumo; la presión impositiva y el malgasto, por lo que Kirchner y Maduro van rumbo a la derrota electoral si no corrigen a tiempo.

Pero insisten, interna y externamente, con que los sectores mencionados conspiran contra el éxito de la Revolución Chavista (Venezuela) y la Revolución Nacional y Popular (Argentina). De no convencer, tienen la Regla Nueve del Pequeño Buda: “Errar es humano. Culpar a otros es estratégico” (en su caso políticamente), olvidando la frase de Abraham Lincoln: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. A algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”. Despreciarla les llevará a la derrota sin necesidad de conspiradores ni magnicidas, sean nacionales o yihadistas.

gerardoctkc@gmail.com