X
TENERIFE >

La compra del casino del Sur queda desierta al retirarse las tres ofertas

   

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En mayo pasado el Cabildo de Tenerife sacó a la venta el Casino de Playa de Las Américas, con el rechazo de sus trabajadores, por una cuantía de 20,8 millones de euros. Durante el primer plazo para la presentación de ofertas se recibieron en el Cabildo tres propuestas, que finalmente no han sido ratificadas por las empresas correspondientes. De hecho, el pasado jueves se cerró el plazo para la formalización de los proyectos sin ninguna propuesta en firme.

Al respecto, la Corporación insular explicó que pese a ello continuará con el proceso de desinversión, en el marco de la reestructuración que el Cabildo lleva a cabo y ante la necesidad de retirarse de actividades, como es el caso de la explotación de los casinos de juego. “A partir de ahora, analizará los motivos por los que no se han presentado ofertas para retomar el proceso de acuerdo con los objetivos marcados y con la misma transparencia que se ha ejercido en el proceso”, señalaron en un comunicado. Esta venta fue acordada por unanimidad de todos los grupos políticos el pasado 28 de abril.

Las tres ofertas a la compra del Casino de Las Américas fueron realizadas por las empresas Automáticos Canarios y Grupo Orenes; Hotel Oasis Paraíso y Barceló Hoteles Canarios. El objetivo era vincular la venta de la licencia de la sala de juego a la construcción de un proyecto turístico generador de economía y empleo en la zona. Además, tras la presión de los trabajadores se llegó a un acuerdo que garantizara la estabilidad, tanto en número como en condiciones, de la plantilla. Asimismo, aunque la idea original era, una vez sacada a concurso la desinversión del Casino del Sur, poner a la venta, también, las salas de juego de Puerto de la Cruz y Santa Cruz, ambas vinculadas a nuevos proyectos turísticos.

Ante la nueva situación que deja sin compradores al Casino de Las Américas, los dos sindicatos presentes en el comité de empresa (Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores) mostraron su sorpresa al igual que su satisfacción por los acontecimientos, ya que, en direcciones distintas, ambos han mantenido su rechazo a esta desinversión. Así, Rafael Fita (CC.OO.) recordó que a pesar de haber logrado una seguridad laboral para la plantilla siguen estando “en contra de la venta de una empresa rentable como es el Casino de Las Américas”. El representante de UGT, Gustavo Santana, precisó que hace dos semanas ratificó la querella criminal presentada contra el Cabildo por presunto delito de prevaricación y cohecho, al igual que se sigue adelante el contencioso administrativo en esta misma línea, “aspecto que ha podido influir en que finalmente no se presenten ofertas”.

De las tres propuestas iniciales, la que al parecer tenía más fuerza era la presentada por la empresa de Abel Matutes, según ha podido saber este medio por diferentes fuentes. De hecho, el proyecto proponía la construcción de un Hard Rock Hotel con un casino. A pesar del alto interés de los inversores -que incluso apuestan por construir este proyecto con o sin casino- finalmente varios elementos de la oferta del Cabildo hicieron a la empresa recular y no formalizar su propuesta. Según las fuentes, al parecer el hecho de que la licencia de explotación fuera solo por ocho años y que las máquinas pertenezcan al Casino Puerto de la Cruz han sido algunos de los motivos que han hecho replantear la puja por la compra del Casino de Las Américas.