X
tribuna >

CB Canarias: la ilusión se renueva – Por Fernando Clavijo Batlle

   

Arranca una nueva temporada de la Liga Endesa y, de nuevo, el CB Canarias, Iberostar Tenerife, concentra las ilusiones de los laguneros amantes de este deporte porque pocos clubes como éste, en activo desde 1939, están tan intrínsecamente ligados a este municipio y a su gente. Una temporada más, el Canarias nos ha demostrado que las dificultades se superan con tesón y trabajo serio y que los grandes problemas, con proyecto, con ideas novedosas y, sobre todo, con mucho esfuerzo, acaban diluyéndose. Una directiva seria e implicada, con Félix Hernández a la cabeza, ha logrado volver a situar al equipo lagunero en la liga más apasionante y ha convertido lo que en otros clubes son obstáculos insalvables en ilusión; una ilusión que se contagia a la afición que está respondiendo al trabajo de un equipo que hace las cosas bien dentro y fuera de la cancha. Y no sería justo hablar de este arranque de temporada sin citar al Cabildo de Tenerife, que hace posible este sueño de estar en la ACB y, por supuesto, a Iberostar Tenerife cuyo patrocinio es vital para que la magia vuelva a llenar el Santiago Martín esta temporada. Pero más allá del ámbito deportivo, y de la relevancia supone para la Isla y para La Laguna tener a un equipo en la élite del baloncesto, quisiera destacar la importancia que tiene para este municipio ese escaparate de promoción que es la ACB.

Es incalculable el valor promocional que supone para su ciudad natal. El CB Canarias pasea el nombre de La Laguna y de Tenerife por todos los rincones de la península y lo hace, además, bajo la enseña de unos valores, el esfuerzo y el rigor que ya son la marca de la casa. Porque eso es lo que representa el Canarias: el deporte entendido desde la responsabilidad, el cuidado de su base, el buen juego y el respeto a su afición, que le corresponde con su ejemplar entrega y a la que animo a seguir abonándose y acudiendo a la cancha.Estoy convencido de que en los próximos meses de esta nueva temporada nos volveremos a encontrar, en muchas ocasiones, el Santiago Martín lleno hasta la bandera y que la afición aurinegra se volverá a convertir en el sexto jugador del club. Igual de convencido de que el equipo que dirige Alejandro Martínez por undécima temporada consecutiva, y al que pudimos saludar y animar el pasado mes de agosto, volverá a levantarnos de nuestras butacas y nos contagiará el deseo de seguirlo y apoyarlo fuera de la Isla en sus citas más importantes. Porque si algo ha demostrado este Canarias en las últimas temporadas es que todas las metas son posibles; que no hace falta manejar un presupuesto milmillonario para lograr magníficos resultados deportivos y que no hay mayor espectáculo que el que ofrece un equipo que lo deja todo en la cancha, luchando hasta el segundo final por ganar. La fiebre amarilla está a punto de volver a contagiarnos y estoy convencido de que esta temporada será aún más intensa, porque se va a alimentar de unos magníficos resultados. Los laguneros, que siempre hemos estado empujando al Canarias, sabemos muy bien lo que significa ser aurinegro. Sufrimos las derrotas y festejamos las victorias. E igual que lo apoyamos en aquellos duros tiempos de las ligas insulares, seguimos haciéndolo ahora que destacan en la élite. Con la misma fuerza. Con la misma ilusión. Animamos cuando cae y celebramos cuando vence. Y ese apoyo nos lo devuelve el CB Canarias con creces, sin perder su humildad, sin darle la espalda al buen juego y sin dejar de sorprendernos. Si el año pasado llegamos, veinticinco años después, a la fase final de la Copa del Rey, ¿qué no puede ocurrir este año? No imagino pregunta más ilusionante que esa para arrancar la temporada.
*ALCALDE DE SAN CRISTOBAL DE LA LAGUNA