X
ECONOMÍA >

Las comisiones de la banca aumentan el 34,6% desde la crisis

   

EUROPA PRESS | Madrid

Las comisiones que cobran las entidades bancarias a los usuarios se han incrementado un 34,6% desde el inicio de la crisis, un periodo de tiempo en el que la red de oficinas se ha reducido un 26,8% al cerrarse 12.354 oficinas y la de cajeros en un 23,8%, al desaparecer 14.589 expendedores. Según un informe de Acierto.com, el ajuste que ha vivido el sector financiero español es “el más severo” que se ha llevado a cabo en todo el territorio europeo, con un ritmo diario de 6,8 oficinas. Sin embargo, esta reducción de sucursales y costes no se ha traducido en un descenso de las comisiones bancarias.Son los usuarios quienes están sufriendo las consecuencias de este ajuste, “puesto que cada día les resulta más complicado encontrar un cajero de su red o de su entidad financiera, con el fin de evitar unas comisiones que han crecido desde 2008 un 42,8% en el caso de las tarjetas de débito y un 26,5% para las de crédito”, según los datos recopilados por Acierto.com.

El estudio destaca que uno de los principales causantes de la clausura de oficinas es la reducción del número de entidades financieras, principalmente consecuencia de fusiones. A principios del presente ejercicio, operaban en España un total de 292 bancos y cajas, un 17,8% menos que en 2008. Los expertos subrayan que este proceso de concentración va a continuar en el corto plazo, ya que se siguen cerrando operaciones como la reciente absorción por parte de CaixaBank de la red comercial española de Barclays, que supondrá el cierre de otras 196 oficinas.

En términos generales, el cierre de sucursales y la pérdida de cajeros “están afectando principalmente a las localidades más pobres”, donde las rentas son menores y las posibilidades de negocio de las entidades financieras se ven más comprometidas. Del mismo modo, quienes más sufren las consecuencias de los incrementos de comisiones y las dificultades para encontrar sucursales próximas de sus entidades financieras son las personas con menores ingresos y movilidad reducida, como los ancianos. Una de las soluciones esgrimidas para paliar la reducción de su red es potenciar la banca online y móvil.