X
el dardo >

Contradicciones – Por Leopoldo Fernández

   

El pasado fin de semana se han puesto de relieve algunas contradicciones sobre los proyectos fiscales que maneja Coalición Canaria en el Ejecutivo regional. Mientras el candidato a la presidencia del Gobierno, Fernando Clavijo, se muestra contrario a cualquier aumento de impuestos en las Islas en estos momentos “en que está empezando a despegar la economía”, el presidente Rivero insiste en su blog personal en el anuncio que hizo la pasada semana en el Parlamento. Con populismo indisimulado, el jefe del Ejecutivo autonómico vuelve a esgrimir la bandera de la “justicia social” y las matraquillas de la”‘progresividad fiscal” y “que paguen más los que más tienen”. Ya dije que estas afirmaciones se desarman solas; basta con repasar las actuaciones gubernamentales a partir de 2012, cuando se subió el IGIC a todo el mundo, sin distinción de clases sociales ni poder adquisitivo, nada menos que un 40%. Pero con ser comprometidos estos antecedentes, resulta inaudito que el presidente insista en el tema sin haberlo consensuado con su propio partido, ni con el PSOE, ni con las organizaciones empresariales, incluidas las Cámaras de Comercio, ni con los sindicatos, ni con nadie. Da la sensación de que se está improvisando, ya que los socialistas afirman que desconocen detalles del propósito anunciado por el presidente. Por no dar detalles, Rivero no ha expuesto el tema a su socio de Gobierno ni ha concretado más allá de un enunciado general. Tampoco ha informado a la oposición del alcance real de tales intenciones, y debería hacerlo porque durante la presente legislatura su Ejecutivo ha echado abajo en el Parlamento varias iniciativas de PP y NC tendentes a modificar la fiscalidad en el ámbito autonómico aduciendo precisamente que no era momento de hacerlo tras incrementar el IGIC y el tramo autonómico del IRPF. ¿En qué han cambiado las circunstancias para variar la opinión y hacerlo a ocho meses de las elecciones con la impopularidad que lleva consigo toda subida de impuestos? Los ciudadanos ya pagamos bastantes impuestos, aunque ciertamente no siempre con la progresividad fiscal que reclama una justicia social rectamente entendida. Frente al comedimiento y la prudencia de Clavijo, sorprende la osadía de Rivero cuando en circunstancias económicas como las actuales lo aconsejable sería aplicar -como anuncian varios ayuntamientos- una rebaja fiscal para incentivar la creación de empleo y el aumento del consumo. Más aún cuando el sostenimiento de los servicios sociales y de las prestaciones sanitarias y educativas puede garantizarse con la subida fiscal de junio de 2012 y con la reducción de gastos consuntivos o inútiles en los distintos departamentos de la Administración autonómica.