X
INTERNACIONAL >

EE.UU envía cerca de 600 militares a Polonia

   

REUTERS  - EUROPA PRESS  |  Varsovia / Washington

Casi 600 militares de Estados Unidos, acompañados de tanques y otros vehículos, llegan este fin de semana a Polonia y los países bálticos -Letonia, Lituania y Estonia- para participar en maniobras, informó el Ministerio de Defensa polaco. Los efectivos norteamericanos sustituirán a una fuerza paracaidista -mucho menor en tamaño- y participarán en una serie de ejercicios con los que Estados Unidos quiere reforzar su compromiso con los países del este de Europa. El objetivo de estas maniobras, según Varsovia, es “garantizar la seguridad de los aliados europeos tras la última agresión de Rusia en Ucrania” y muestra el compromiso con los acuerdos de la OTAN en materia de “defensa colectiva”. El Gobierno polaco ha sido uno de los mayores críticos de Rusia en la crisis ucraniana, en la que llegó a denunciar el imperialismo de Moscú.

De los 600 soldados que envía Estados Unidos a la zona este de Europa, unos 200 llegarán a Polonia acompañados de una docena de tanques Abrams, ocho vehículos de combate infantería M2 Bradley y varias decenas más de vehículos de apoyo.

Obama
Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha recibido un informe actualizado sobre la seguridad y las respuestas del Servicio Secreto después de que un intruso saltase la valla de la Casa Blanca y entrara en la mansión ejecutiva la semana pasada. El portavoz de la Presidencia, Josh Earnest, ha dicho que la directora del Servicio Secreto, Julia Pierson, ya ha hecho partícipe a Obama de la investigación. Earnest dijo que la Casa Blanca probablemente revisará las recomendaciones del servicio de seguridad para cambiar los procedimientos. Aun así, ha pedido paciencia, pues entiende que hay que dejar trabajar a los expertos antes de decidir ningún cambio.

Omar González, de 42 años y veterano de guerra, está acusado de escalar la valla en la noche del viernes y entrar en el recinto de la Casa Blanca provocando una evacuación parcial del edificio presidencial. Por ello, está acusado de entrada ilegal en un edificio con acceso restringido con un arma peligrosa y podría enfrentarse a una condena de hasta 10 años de prisión.

Pocos días después, el fiscal federal informaba de que González tenía más de 800 cartuchos de municiones en su coche y que ya había sido detenido en julio con un rifle de francotirador y un mapa que marcaba la mansión ejecutiva.