X
granadilla de abona >

En marcha un ambicioso plan de rehabilitación urbana

   

DIARIO DE AVISOS | Granadilla de Abona

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha iniciado un ambicioso plan de rehabilitación urbana (PRUG) en el municipio en aras de mitigar los efectos producidos con motivo del desplome del sector de la construcción, especialmente, en el periodo comprendido entre los años 2008 y 2012, y que son palpables en los grandes espacios afectados por las obras abandonadas.

En palabras del alcalde, Jaime González Cejas, el PRUG viene a solventar las consecuencias visibles de unos de los sectores más perjudicados por la crisis económica, el de la construcción, especialmente destacada en la zona sur de la Isla.

El primer edil argumenta que se trata de dar un cambio estético municipal que “es necesario”, y con el que se da debida respuesta a un importante demanda de la población a la administración local.

Añade este plan, con el que se cumple un compromiso político en este último tramo de mandato, consistirá esencialmente en la identificación de los espacios urbanos que se encuentren afectados por esta circunstancia, siendo el primer paso la realización del expediente de requerimiento a los propietarios de las parcelas afectadas para que procedan al cumplimiento de los adecuados parámetros de conservación.

En este sentido, clarifica que a través de este requerimiento se buscan las condiciones de seguridad y el ornato de los terrenos, sobre todo de aquellos en los que aún hay obras inconclusas o donde no se ha culminado la urbanización de forma adecuada.

La Jurada

Jaime González Cejas señala que hasta el momento se han venido realizando diferentes actuaciones en lugares puntuales y que la pasada semana se iniciaron en la zona de La Jurada en San Isidro, en concreto en el entorno del IES Magallanes; tambien se han retirado grúas de construcción con riesgo de caída, aparte de la realización de numerosos requerimientos. “A través del PRUG -resalta el alcalde-, se quiere emprender una profunda intervención, contando para ello con un exhaustivo estudio de la situación del municipio en este sentido y las zonas en las que es necesario intervenir”.

Como actuaciones más urgentes y tras la reunión mantenida con responsables de la oficina técnica municipal, resalta que se ha acordado iniciar la revisión de los solares que presentan mayor riesgo de caídas o que pudieran provocar incidentes importantes para la población, así como el tapiado de edificaciones abandonadas, es el caso de Los Hinojeros, en el casco del municipio.