X
SUCESOS >

Los ladrones del Correíllo se llevaron el equipo que los grabó

   
Imagen del histórico barco de vapor, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Imagen del histórico barco de vapor, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Se llevaron hasta el equipo de grabación en el que, presumiblemente, estarían las imágenes en las que se les veía cometer el delito. El o los ladrones que saquearon a finales de agosto tanto el Correíllo La Palma como la estación marítima contigua sabían lo que hacían y, desde luego conocían el lugar con anterioridad.

Es la hipótesis que manejan ahora los investigadores al comprobar que no sólo tuvieron la prudencia de hacerse con las grabaciones, sino que además sabían dónde estaba el equipo de grabación. Como quiera que dicho equipo no sólo no se encontraba a la vista sino que su existencia tampoco era vox populi precisamente, cabe suponer que, o ya conocían la zona, o prepararon el asalto con gran detenimiento, o incluso que contaron con varias horas sin que nadie les molestase en su criminal acción. En su edición de ayer DIARIO DE AVISOS adelantó que fue probablemente en la última semana de agosto cuando los amigos de lo ajeno hicieron de las suyas en el emblemático barco de vapor que a primeros del siglo XX prestó sus servicios entre las Islas, aunque el robo no fue descubierto hasta el pasado viernes.

El botín, aún por evaluar, se centró en maquinaria, cable de cobro y, como se desvela ahora, el propio equipo de grabación que servía como medida de seguridad.