X
nacional >

Mas dice que el caso Pujol no le afectará políticamente

   
ARTUR MAS SEGUNDA JORNADA DEL DEBATE SOBRE POLITICA GENERAL

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en el hemiciclo del Parlament de Catalunya. | EFE

EUROPA PRESS | Barcelona

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró ayer que el caso Pujol no le afectará “políticamente” ni a él ni al Govern. Sí admitió que personalmente la confesión del expresidente Jordi Pujol de que tuvo cuentas en el extranjero sin regularizar ha tenido consecuencias: “Estoy triste, y es normal que lo esté si soy una persona con un mínimo de sensibilidad”.

Además, consideró “poco serio” que los partidos de la oposición fuercen la apertura de una comisión de investigación en el Parlament cuando Pujol ya había mostrado su predisposición a comparecer en la cámara en septiembre.

También lanzó una petición a los grupos que votarán a favor de crear la comisión: “Que lo investiguen todo; todo significa todo”. Mas reconoció que Pujol es un “símbolo”, aunque reiteró que desde hace más de 10 años no toma decisiones de calado en CiU. Recordó que el martes, cuando la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament votó a favor de su comparecencia, Pujol constató por carta el mismo día su voluntad de comparecer este mes, pese a que “no tiene obligación legal de ir”.
Según Mas, si lo que querían los grupos era constituir una comisión de investigación, lo debieron decir de entrada, y contrastó la actitud de colaboración que ha manifestado Pujol con la actitud de la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho.

Así, Pujol sí ha expresado su voluntad de comparecer, mientras que Camacho no fue pese a citarla la cámara para hablar sobre los supuestos espionajes políticos y la filtración de la grabación de un almuerzo suyo con la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez.

Mas apreció que los trabajos de la comisión se solaparán con el hecho de que el caso ya está judicializado, e instó a los partidos a ser coherentes y “asumir sus responsabilidades”, según los avances que haga esta comisión, que no sólo abordará el caso Pujol, sino también otros. Asimismo, afirmó que la independencia de Cataluña tendrá “un precio”, pero aseguró que mantener el statu quo actual, también, y que éste sería más elevado que la secesión. El coste de continuar con el modelo vigente “quizás es más alto” que la independencia, dijo en un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio.