X
internacional >

La OTAN sostiene que compete a los aliados decidir si entregan armas

   
La OTAN deja claro que ayudará a la exrepública soviética a construir un ejército fuerte. / REUTERS

La OTAN deja claro que ayudará a la exrepública soviética a construir un ejército fuerte. / REUTERS

EUROPA PRESS | Londres

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, defendió ayer que compete a los aliados decidir individualmente si entregan armas a Ucrania y rechazó “interferir” en este proceso, dado que se trata de decisiones nacionales, pero ha dejado claro que ayudarán a la exrepública soviética a construir un ejército “fuerte”. “La OTAN como Alianza no está implicada en el suministro de equipos porque no poseemos capacidades militares. Estas las poseen los aliados individuales, de manera que tales decisiones son decisiones nacionales y no vamos a interferir en esto”, explicó en la localidad galesa de Newport, en los márgenes de la cumbre de la OTAN.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN se reunieron ayer con su homólogo ucraniano, Petro Poroshenko, cuyo país ha solicitado armamento a los países de la OTAN, aunque el propio presidente anunció que ordenará a las Fuerzas Armadas ucranianas un alto el fuego en su lucha contra los separatistas prorrusos, allanando el camino para la aplicación de un “plan de paz por etapas” para el país en los márgenes de la cumbre.

El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana Angela Merkel, rechazaron expresamente el pasado sábado la posibilidad de suministrar armas a Ucrania. Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN aprobarán una declaración conjunta en la que fijarán pasos “concretos” para reforzar su asociación y cooperación bilateral y la creación de cuatro fondos fiduciarios para ayudar a Ucrania a mejorar en logística, mando y control, ciberdefensa y apoyo al personal militar. “Nuestra reunión envía un mensaje claro de que la OTAN está con Ucrania”, explicó Rasmussen al inicio de la reunión de la Comisión OTAN-Ucrania con Poroshenko.

El secretario general de la OTAN defendió que una Ucrania independiente, soberana y estable, firmemente comprometida con la democracia y el Estado de Derecho “es clave para la seguridad euroatlántica” y dejó claro que los aliados están “unidos” en su apoyo a la soberanía e integridad territorial y en el derecho de cada país de “decidir su futuro libre de interferencias extranjeras”. Por ello, Rasmussen prometió ayer que los aliados trabajarán de forma “incluso más estrecha” para apoyar “la reforma del sector de seguridad ucraniano y construir un Ejército moderno en el país”, además de seguir mejorando la capacidad de las fuerzas de ambas partes de “operar juntos”. “La asociación entre la OTAN y Ucrania es fuerte y estamos determinados en hacerla incluso más fuerte, hoy y en el futuro”, aseguró, insistiendo en que Ucrania es un socio “fiable”.