X
SUCESOS >

La Policía detiene a un hombre sospechoso de ser el pederasta de Ciudad Lineal

   

EUROPA PRESS | Madrid

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre sospechoso de ser el pederasta de Ciudad Lineal en el marco de un dispositivo policial desplegado tras meses de investigación, han confirmado a Europa Press fuentes policiales. El presunto pederasta es un ciudadano español que tenía fijada su residencia habitual en la capital cántabra y se desplazaba Madrid para perpetrar sus crímenes contra menores, según fuentes de la investigación.

Al secuestrador se le atribuyen tres raptos de menores en esta zona. El primer secuestro tuvo lugar en septiembre de 2013 cuando se llevó a una menor de origen latino de cinco años.

El último secuestro se produjo el pasado mes de agosto cuando raptó a una niña de origen dominicano de siete años. El suceso se produjo después de que los abuelos de la pequeña, en un descuido, la perdieran de vista, una situación que el secuestrador aprovechó para que subiera a su vehículo.

En todos los casos, excepto en el último, el agresor narcotizó a sus víctimas y las llevó a un piso, donde presuntamente abusó de ellas. Luego las lavó y las abandonó horas después del rapto.

Las mismas fuentes han precisado que se trata de un delincuente con diversos antecedentes por otro tipo de actividades criminales. El arrestado se dedicaba, entre otros asuntos, a realizar cobros a morosos por encargo y ya había pasado por la cárcel.

Se llegaron a ver retratos robots por las redes sociales que poco tenían que ver con el supuesto delincuente

Las fuentes consultadas le describen como un “auténtico depredador” y aseguran que podría “haber ido más allá” en caso de haber cometido un nuevo secuestro, incluso haber acabado con la vida de su víctima para evitar ser identificado.

Los investigadores creen que se encontraba en Santander para que no se le vinculase con los secuestros y abusos a menores y que aprovechaba sus viajes a Madrid para cometer también otro tipo de delitos.

La investigación se ha conocido con el nombre de ‘Operación Candy’ y las llamadas aportadas por los ciudadanos a través del 1-1-2 han sido clave para que la Policía acotara el círculo de posibles sospechosos de ser el pederasta –una decena–. De hecho, la semana pasada este servicio de emergencias había recibido más de un centenar de llamadas de personas que podrían tener alguna pista.

Entre las labores que ha desarrollado la Policía Nacional para este caso se ha encontrado la de atender las posibles pistas que han aportado los ciudadanos. Por ello, se creó un equipo específico dedicado exclusivamente a verificar las aportaciones procedentes de la colaboración ciudadana.

PLAN ESPECIAL

Durante este tiempo, la Policía Nacional ha incrementado su presencia en el madrileño distrito de Ciudad Lineal un 30 por ciento y, además, al comienzo de curso ha habido reuniones tanto con los directores de los centros de tres distritos colindantes como con vecinos y padres para dar consejos de cómo actuar.

El operativo policial del Plan Especial de Seguridad de Centros Escolares y Zonas Recreativas, se extiende a todos los colegios públicos, privados y concertados de los distritos de Ciudad Lineal, Moratalaz, Hortaleza, San Blas, Vicálvaro y Barajas. Participan en él agentes uniformados y de paisano de la Policía Nacional, y unidades motorizadas y de caballería, contando con la colaboración de la Policía Local.

Además de tres reuniones celebradas, el departamento de Participación Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid viene realizando desde el mes de junio sesiones informativas orientadas a dar consejos preventivos en relación con los sucesos de los que ha sido víctima la población infantil en la zona noreste de Madrid. A estas sesiones han asistido hasta el momento más de 50 asociaciones vecinales, mancomunidades de propietarios y otros colectivos.

Las actuaciones de carácter preventivo, en forma de charlas informativas, se han desarrollado en el marco del Plan Director para la Convivencia y mejora de la Seguridad Escolar, y se han llevado a cabo de forma paralela a las investigaciones policiales orientadas a la detención y puesta a disposición judicial del autor de los secuestros.

ALARMA SOCIAL

La presencia de este pederasta había despertado la alarma social entre los vecinos y padres hasta tal punto que se llegaron a ver retratos robots por las redes sociales que poco tenían que ver con el supuesto delincuente, o datos sobre supuestas matrículas de vehículos que obligaron a algún vecino a tener que acudir a la Policía porque estaba siendo acosado.

El ejemplo más reciente de esta tensión tuvo lugar el pasado fin de semana, cuando varios vecinos de un bloque de viviendas trataron de retener y agredir a un técnico en instalación de cámaras de seguridad al creer que se trataba del pederasta de Ciudad Lineal tras un aviso de dos niñas que se asustaron al verle merodear por el inmueble cuando ya empezaba a oscurecer.