X
FÚTBOL >

El PSG desarma al Barça

   
El jugador del PSG Motta disputa el balón con Sergio Busquets. / REUTERS

El jugador del PSG Motta disputa el balón con Sergio Busquets. / REUTERS

EUROPA PRESS | París

El FC Barcelona encajó la primera derrota de la temporada en el Parque de los Príncipes, poniendo fin a su inmaculada hoja de servicios defensiva, ante un PSG letal que aprovechó con creces los demasiados errores defensivos de los blaugranas, que no obstante volvieron a demostrar tener carácter y estuvieron combativos y buscando el empate hasta el último segundo. El partido estuvo precioso, con idas y venidas constantes que provocaban buenas ocasiones de gol, un choque de los que difícilmente se ven en las eliminatorias, con el miedo y respeto que se suelen tener los equipos en el cara o cruz, pero la fase de grupos permite este lucimiento.

Luis Enrique apostó de nuevo en la portería por Ter Stegen, que poco pudo hacer en el primer gol pero quedó retratado en el segundo y el tercero, mientras que Gerard Piqué ocupó plaza en el banquillo.

Dio fuerte y duro el PSG, en busca del liderato y de quitarse el mal sabor de boca del empate en la jornada inaugural ante el Ajax de Amsterdam.

Se adelantó el PSG por mediación del central brasileño David Luiz, que batió por bajo a Ter Stegen a la salida de una falta lateral, pero un minuto después, jugada de tiralíneas marca de la casa del Barça entre Neymar y sobre todo Iniesta y Messi para que el argentino, de primeras, colocara suavemente el 1-1.

Sin embargo, otro error del Barça se convirtió en otro gol del PSG. Esta vez, Marco Verratti se fue al segundo palo en saque de córner, libre de marca, y remató perfecto.

En la reanudación, para complicar más las cosas, en el minuto nueve, Matuidi volvió a marcar. El 3-1 ponía contra las cuerdas al Barça.

El equipo de Luis Enrique reaccionó con un golazo de Neymar. Tras este gol, el PSG se encerró atrás, encantado con el resultado y confiado en poder aguantarlo.

Quedaban siete minutos hasta el final para intentar el empate, pero siempre con la amenaza del posible 4-2 en una contra parisina. Lo intentó el Barça pero al final no pudo igualar el encuentro.