X
tribuna >

La Reserva de la Biosfera toma forma – Por Casimiro Curbelo

   

Cuando en julio de 2012 La Gomera fue declarada Reserva Mundial de la Biosfera algunos pensaron en las prohibiciones a las que supuestamente íbamos a tener que hacer frente. Sin embargo otros desde el principio atisbamos que ante nosotros se abría todo un mundo de posibilidades. Dos años después la Isla está a punto de dar el impulso decisivo para que la Reserva pase de ser algo teórico y difuso a concretarse y tomar forma. En las próximas semanas desde el Cabildo emprenderemos una ambiciosa campaña de divulgación que recorrerá cada uno de los seis municipios de la Isla con el fin de que los vecinos conozcan el privilegio que supone para La Gomera ostentar este título. España se encuentra en el grupo de cabeza en el ámbito mundial en cuanto a números de reservas y en este contexto Canarias es la comunidad autónoma con mayor superficie protegida: lo está la totalidad del territorio de las islas no capitalinas, un tercio de Gran Canaria y en breve podría sumarse el Parque Rural de Anaga en Tenerife. Las reservas están consideradas las principales figuras internacionales de promoción del desarrollo acorde con el medio ambiente. En este contexto resulta evidente que La Gomera se ha situado en un lugar privilegiado para convertirse en laboratorio a escala de propuestas innovadoras especialmente en el ámbito de la sostenibilidad. Una línea que coincide plenamente con los objetivos y planes por los que hemos apostado desde el Cabildo.
Aquel día de julio en el que recibimos el título percibí que en vez de estar ante un logro -que sin duda lo es- debíamos pensar que nos enfrentábamos a un reto. Y es que a partir de aquel momento estamos obligados a generar un importante consenso institucional y social entorno a esta figura de protección. Al contrario de lo que muchos creen no nos han concedido un reconocimiento que se limita prescribir normas sobre el medio ambiente. En realidad tenemos en nuestras manos una brújula que nos marcará por donde debe discurrir el desarrollo socioeconómico e incluso cultural de la Isla para los próximos años.

De ahí la importancia de que la ciudadanía conozca de primera mano las posibilidades que trae consigo la declaración, la haga suya y plantee sus ideas y aportaciones para que sea más nuestra. Más de todos. En este contexto hemos programado para las próximas semanas una campaña que intenta desmenuzar las consecuencias que trae consigo la declaración de la Isla como Reserva de la Biosfera. Abarcaremos desde las grandes ideas fundamentales hasta los detalles que puedan parecer más nimios. Desde el reparto de folletos a la intervención de los principales representantes de la red de reservas del mundo.

Queremos que los gomeros seamos conscientes del amplio mundo de posibilidades que se abre ante nosotros. Cada uno de los miembros de los sectores económicos y sociales que sustenta a nuestra Isla formará parte del Consejo Sectorial para que podamos escuchar su voz y opiniones. Otro tanto ocurrirá con los especialistas que se sentarán en el Consejo de Expertos y que nos marcarán las líneas por las que debemos andar. Escuchando a todas las partes será muy sencillo no desviarnos de los objetivos fundamentales y evitar caminar de espaldas a la realidad.

Por lo tanto los gomeros debemos saber que en las próximas fechas nuestras calles se llenarán de folletos, gorras, lemas, campañas, carpas, conferencias, juegos y un acto institucional cuyo único motivo central es festejar la declaración de la Isla como Reserva Mundial de la Biosfera. Desde el Cabildo nos hemos marcado el reto de que los gomeros seamos conscientes del privilegio que tenemos al poder sentarnos junto con los enclaves de todo el mundo que también como nosotros han hecho del cuidado al medio ambiente su principal logro y orgullo.

*PRESIDENTE DEL CABILDO DE LA GOMERA