X
nacional >

Sánchez deja claro a Mas que el PSOE “no apoya una ilegalidad”

   
Artur Mas y Pedro Sánchez, en el Palau de la Generalitat de Cataluña. / Gustau Nacarino (reuters)

Artur Mas y Pedro Sánchez, en el Palau de la Generalitat de Cataluña. / Gustau Nacarino (reuters)

EUROPA PRESS | Barcelona

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, planteó ayer al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, una reforma de la Constitución para mejorar el encaje catalán con el resto de España, y le avisó de que el PSOE nunca apoyará una consulta “ilegal” como la del 9-N.

El PSOE “no es equidistante” con la consulta, enfatizó. “La soberanía nacional reside en el pueblo español”, manifestó en una rueda de prensa tras reunirse durante dos horas con Mas en el Palau de la Generalitat.

Pedro Sánchez corroboró que el 9-N no cabe dentro de la ley, por lo que no encontrará el aval del PSOE ni la disposición a negociar, y lanzó esta advertencia a Artur Mas: “Ningún gobernante tiene derecho a quebrantar la ley y a hacer elegir entre dos identidades”.

Pedro Sánchez aseveró que el problema de la actual situación de Cataluña es tanto del Gobierno central como del catalán por estar en enrocados en sus posiciones, y les emplazó a que abandonen “las trincheras y los monólogos cruzados” para encontrar juntos una solución.

Sánchez opina que el problema no es solo catalán: “Estamos todos ante una encrucijada nada fácil. La reforma constitucional no debe proponerla el PSOE en exclusiva, sino que debe liderarla el presidente del Gobierno y participar en ella artur Mas”.

El líder del PSOE dijo que su propuesta de reforma constitucional servirá, entre otras muchas cosas, para reconocer la “singularidad catalana”, y argumentó que es una propuesta de concordia frente a la consulta del 9-N, de la que auguró que fracturará la sociedad en Cataluña. Preguntado por si Cataluña es una nación, Sánchez respondió que no quería “entrar en un debate de términos” y apeló de nuevo a la ley fundamental, donde el término utilizado es el de nacionalidades.
Pedro Sánchez comprobó que Mas tiene “claros sus objetivos”, pero espera que cumpla con el compromiso de no hacer nada ilegal y esto pasa, a su juicio, por dar marcha atrás en la convocatoria de la consulta, que no cabe en la Constitución.

El diputado socialista vería con buenos ojos que el PSC garantizara la gobernación en Cataluña mediante a un pacto con CiU, p aunque puntualizó que el “requisito” es que Artur Mas retire la consulta y se abra a cambiar la Constitución.

“Vamos a estar siempre para encontrar soluciones que garanticen la convivencia”, comentó. “Si se produjera [un acuerdo] sería bueno para sociedad catalana y para España”, sentenció.