X
POLÍTICA >

Tres alcaldes del sur de Tenerife se desmarcan de la ‘Operación Darias’

   
Una reunión del Comité Insular del PSOE de Tenerife. / DA

Una reunión del Comité Insular del PSOE de Tenerife. / DA

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El poder brilla con más fuerza desde las sombras. Se levanta el telón y aparecen cuatro precandidatos a la presidencia del Gobierno de Canarias por el PSOE. Tres mujeres y un hombre entran en escena mientras los guionistas introducen personajes de enredo que la están liando.

Conforme avanza la trama se van conociendo nuevos detalles de la Operación Darias. Por ejemplo, tres de los seis alcaldes socialistas del sur de Tenerife se reunieron recientemente con el secretario general de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, y su equivalente en la agrupación local de la capital, Sebastián Franquis. Eso fue antes de que José Miguel Pérez notificara a la ejecutiva su renuncia a participar en las primarias. En aquel momento, José Miguel Rodríguez Fraga (Adeje), Pedro Martín (Guía de Isora) y Jaime González (Granadilla) dieron su consentimiento. Después variaron de opinión y decidieron tentar a Patricia Hernández, que integró el equipo de campaña de Eduardo Madina para el congreso extraordinario que ratificó a Pedro Sánchez tras la votación directa de los militantes. Como quiera que llegan rumores de que van a precintar el escaño de diputada y a la sazón líder del PSOE en Santa Cruz, Hernández se encuentra con la oportunidad de intercambiar con Lola Padrón el puesto en el Congreso por el del Parlamento autonómico. Un dato que quizá ayude a comprender la situación es que la presidenta en la dirección regional del partido se implicó con Sánchez.

Las preferencias en el pasado proceso federal no son, sin embargo, un factor definitivo, porque Pedro Martín se decantó por Sánchez. Lo que está en juego es el control de la organización en Tenerife, una autoridad de facto consecuencia de las estrategias de equilibrio entre fracciones.

Después de que los afines a Fraga entregaran el mando al regidor de Vilaflor, Manuel Fumero, que también respaldó a Sánchez, las circunstancias son ahora otras. Maniobraron para impedir que Javier Abreu fuera elegido secretario insular. El derrotado ha resurgido de sus cenizas. Pedro Sánchez se lo llevó a ejecutiva federal,de la que curiosamente han salido Rodríguez Fraga y Carolina Darias. José Miguel Pérez entró con la idea de que no estorbara aquí.
Se trata, en definitiva, de encerrar a Gustavo Matos en el patio trasero y evitar que La Laguna inunde la finca.
El Comité Regional se aloja hoy en un hotel de Santa Cruz para poner en claro el calendario y el reglamento.