X
INTERNACIONAL >

La UE amenaza a Rusia con más sanciones por Ucrania

   

EUROPA PRESS | Bruselas

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 dieron ayer a Rusia una semana de plazo para reducir la tensión en el este de Ucrania o de lo contrario aprobarán una nueva ronda de sanciones económicas contra Moscú.

Los líderes europeos “están preparados para adoptar medidas adicionales significativas a la luz de la evolución de la situación sobre el terreno y pide a la Comisión que prepare urgentemente y presente propuestas para su consideración en una semana”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al término de la cumbre extraordinaria en Bruselas. Van Rompuy explicó que no hay “criterios precisos” para activar las nuevas sanciones económicas, aunque resaltó que “todo el mundo es plenamente consciente de que tenemos que actuar rápidamente dada la evolución sobre el terreno y la trágica pérdida de vidas de los últimos días y probablemente los próximos teniendo en cuenta la situación militar”. Al tiempo que la Comisión prepara las nuevas sanciones, se iniciarán las consultas con los Estados miembros a principios de la semana que viene para adoptar una decisión final lo ante posible. “El proceso de toma de decisiones se ha acelerado de una forma que no tiene precedentes desde el estallido de la crisis”, ha asegurado el presidente del Consejo Europeo.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, dijo que será “rápido” a la hora de presentar las propuestas. Barroso ha pedido a Rusia que se siente a negociar y destacó que “no puede haber una solución militar a esta crisis”. “No tiene sentido este nuevo tipo de conflicto o una nueva guerra fría”, resaltó.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reiteró el apoyo a Ucrania por la “situación dramática” que vive el país y ha apostado por “incrementar el diálogo político” con Rusia para resolver la crisis “a la mayor celeridad posible”. También explicó que, además de trabajara en nuevas sanciones, el Consejo ha pedido a la Comisión Europea que “siga vigilando” el impacto de este conflicto en el sector hortofrutícola –unos 300 millones de euros en el caso español–, por si fuera preciso adoptar “nuevas medidas” de compensación.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han examinado también el empeoramiento de la situación en Oriente Próximo, con la amenaza del Estado Islámico.