X
FUTURO PLURAL>

71 millones – Por Pedro Fernández Arcila

   

La mayor inversión del Estado en Canarias para el 2015 es el Puerto de Granadilla. Desde el 2012, el PP, con el beneplácito PSOE- CC, ha financiado con 117 millones de euros esta obra inútil y para el próximo año 2015, se presupuesta el envío de nada menos que 71 millones de euros. Esto quiere decir que en los años más duros de crisis económica la entente PP-CC-PSOE ha decidió gastarse 188 millones de euros para una infraestructura que, según informes de peritos judiciales, será inoperativo la mayor parte del año debido a que la intensidad de los vientos imposibilitará las operaciones portuarias. 71 millones para esa obra portuaria mientras se abandona el Plan Canario de Empleo, herramienta básica para la formación y creación de empleo en nuestras islas, se recorta drásticamente la financiación de los servicios en materia de dependencia, o se siguen dejando desatendidas miles de viviendas canarias que requieren de rehabilitación o reposición, a la vista de los insuficientes 15 millones destinados a esta partida. Es cierto que en materia de financiación pública, el Estado tiene una deuda histórica con nuestro archipiélago, pero, mientras se resuelve esta injusticia en las relaciones Canarias-Estado, cualquier gobierno responsable hubiera exigido priorizar en otras materias de atención más urgente, en estos momentos tan difíciles, que en esta obra inútil. Es fácil imaginarse los miles de puestos de trabajo que se podrían obtener si esos 188 millones se hubieran destinado a la rehabilitación o reposición de viviendas y entornos urbanos, o a favorecer la contratación de profesionales vinculados con el servicio de dependencia, o en formación, o en subvenciones para la creación de empleo. Sin embargo estos 188 millones para la construcción del Puerto de Granadilla sólo han creado 45 puestos de trabajo, justamente los previstos en el proyecto. 71 millones que se sumarán a los 188 millones ya tirados al mar desde el 2012, para culminar una obra portuaria que liquidará un trozo de nuestro litoral, de nuestra biodiversidad, y que favorecerá la pérdida de aporte de arena en unas playas con un enorme potencial turístico. La única justificación que ahora se blande para la construcción del inoperativo Puerto de Granadilla es la introducción del gas en nuestras islas, lo que imposibilitará el desarrollo de energías renovables, como así lo viene defendiendo la Plataforma Canaria por un nuevo modelo energético, afectando además a uno de los mayores nichos de empleo que tiene Canarias. Por todas estas razones y dado que estamos en periodo preconsulta, me atrevo a preguntarle al gobierno del PSOE-CC: ¿Creen ustedes que Canarias debe mejorar su modelo social y medioambiental, priorizando las inversiones públicas en actuaciones que creen empleo y en el desarrollo de energías renovables, prohibiendo tanto las prospecciones como la introducción del gas, eliminando progresivamente la dependencia del petróleo?”.
*CONCEJAL DE SÍ SE PUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ