X
SUCESOS >

El acusado por asesinato reconoce que lo mató en legítima defensa

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El mismo día en que la Memoria de la Fiscalía de Canarias desvela el alto porcentaje de coincidencia entre la acusación pública y las sentencias penales de las Audiencias provinciales (más del 82%), el arranque de un juicio por asesinato en la Sección Segunda tinerfeña ha planteado a la Sala un caso cuanto menos discutible de legítima defensa. Así al menos lo entiende la defensa, que pide la libre absolución, y así lo defendió el acusado, de nombre Dalayn y nacionalidad cubana como la víctima.

Explicó el acusado que Jorge se introdujo subrepticiamente en el domicilio de la expareja sentimental de ambos, donde se encontraba para visitar a su hijo. Aseguró Dalayn que Jorge, a quien le constaba una orden de alejamiento de aquella morada por un caso de maltrato, intentó en varias ocasiones entrar en la casa y que, cuando lo consiguió, llegó a golpear a la mujer en presencia del niño, y que se hizo con un cuchillo en su afán por ahuyentarlo del lugar. Por contra, la Fiscalía hace hincapié en que el acusado ocultó en todo momento el arma homicida y sostiene que debe ser condenado a 17 años de cárcel y a indemnizar con 200.000 euros a la familia. Que se sepa, la única heredera de la víctima es una hermana que reside en Canadá y que no se ha personado como acusación en este proceso.

Las declaraciones de los testigos, prevista para hoy, se antoja trascedente para el caso.