X
santa cruz>

El Ayuntamiento solicitará cambios en la normativa estatal de venta ambulante

   

protesta de los vendedores del Rastro

Y. R. | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife solicitará al Ejecutivo central cambios en la normativa estatal que regula la venta ambulante. En concreto, se pedirá que se diferencie entre las distintas fórmulas de rastro y mercadillo que existen, a la hora de exigir a los vendedores el alta como autónomo.

Así lo anunció el concejal de Obras y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, ayer durante un encuentro que mantuvo con el colectivo de vendedores del Rastro de Santa Cruz que se concentró a las puertas del Ayuntamiento contra el punto de la nueva ordenanza municipal que incluye la exigencia de estar dado de alta como autónomo.

Este colectivo, representado por María Mercedes Valencia, criticaba que se les exigiera darse de alta como autónomo, pagando así los casi 300 euros mensuales que ello supone, cuando los vendedores del Rastro solo trabajan cuatro días al mes. Por ello, Valencia señaló que, ante la falta de respuesta municipal a las quejas de este colectivo, decidieron concentrarse ayer ante las puertas del Ayuntamiento.

Declaración responsable
Dámaso Arteaga explicó que la exigencia de que los vendedores ambulantes tengan que darse de alta como autónomos viene de la normativa estatal “y eso no lo puedo cambiar”. Sin embargo, afirmó que en la ordenanza municipal, que se prevé aprobar de forma definitiva en el pleno de mañana, se elimina el punto en el que se exige, para otorgar la licencia, que se presente la declaración responsable de estar dado de alta como autónomo, “pero eso no quita para que todos sepan que han de cumplir la ley que pone Madrid”, matizó. “Legalmente -enfatizó el concejal- no se puede hacer más que esto”.

Aún así, anunció que se está trabajando en una petición conjunta del Ayuntamiento a Madrid para que modifique la normativa estatal de venta ambulante y tenga en cuenta las diferencias territoriales y de sus mercados, como ocurre en el caso de Canarias, a la hora de exigir el alta de autónomo. Un documento que esperan tener redactado en unos 15 días.

La ordenanza que se llevará mañana al pleno vendrá con otra modificación en un punto del artículo 11 para que la caducidad de la licencia para trabajar en el Rastro pase de un año a ocho.