X
TENERIFE >

Bodegas Insulares inicia la compra del excedente de uva de la Isla

   
Vendimia Tenerife

La zona norte de Tenerife es la que menos cabida puede darle a la uva en sus bodegas. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La Isla dispone de más de 800.000 kilos de uva que ahora mismo no pueden ser asumidos por las bodegas tinerfeñas, ya que estas no han podido dar salida de la manera deseada a las cosechas de los últimos años. Así lo han puesto de manifiesto en estos días varios representantes del sector agrícola, quienes reclamaban, a su vez, una solución a la empresa Bodegas Insulares. Precisamente, esta entidad en su Consejo de Administración del lunes dio el visto bueno a hacer frente a esta demanda, aumentando su capacidad de compra por encima de lo habitual.

De hecho, las negociaciones para la adquisición de la uva ya se han iniciado y los consejos reguladores han recibido el comunicado oficial por parte de la compañía dependiente del Cabildo, aunque si bien es cierto, el problema se encuentra sobre todo en la zona norte.

Una de las comarcas con más cantidad de uva es la de Tacoronte-Acentejo, la cual puede tener en torno a 200.000 kilos que no pueden albergar las bodegas. Al respecto, la gerente del Consejo Regulador, Mari Paz Gil, confirmó a este medio el ofrecimiento de Bodegas Insulares, que se produjo el martes y que ya se han iniciado los trámites para que la empresa adquiera la uva, sobre todo de las zonas de Santa Úrsula, La Victoria y La Matanza, que son las más afectadas. Gil insistió en la calidad y las garantías de los vinos embotellados de esta comarca, y puso de manifiesto la necesidad de que la situación de la compra de uva foránea se aclare. Por último, hizo hincapié en que se ha solicitado al Cabildo -que se ha comprometido a ello- que realice una campaña fuerte de promoción de los vinos de la Isla dirigida a potenciar y a limpiar la imagen de los caldos.

En una postura similar se mostró el representante de Ycoden-Daute-Isora, Juan Jesús Méndez, quien abogó por el apoyo para el sector, al igual que mantuvo su dura crítica a la gestión de Bodegas Insulares. Además, cuantificó en más de 200.000 kilos el excedente de uva en la comarca. Aún así, matizó que en su comarca solo se ha ofrecido la posibilidad de compra de uva blanca, lo que a su juicio “no cambia la situación”.

Por su parte, Jesús Corvo, representante de la comarca del Valle de La Orotava, insistió en que junto a la promoción de los caldos locales, hace falta otras medidas como el pago de las subvenciones aprobadas por parte de Europa. Según Corvo, la comarca hace una semana tenía unos 150.000 kilos de uva a los que no se podría hacer frente, dato que se ha reducido hasta los 100.000 actuales. Aunque confirmó que ha recibido el ofrecimiento por la Bodega Insular de comprar la fruta, aseguró que se trata solo para una parte.

En el sur de la Isla la situación es distinta. Así, en el caso del Valle de Güímar sostienen que no cuentan con excedente de uva y precisan que desde hace años solicitan una campaña de apoyo para el sector, independientemente de la actual investigación en Bodegas Insulares, matizó su gerente Óscar Rodríguez.

En lo que respecta al Consejo Regulador de Abona, su representante, Manuel Rodríguez, confirmó el haber recibido, también, la oferta por parte de la entidad insular, “aunque no tenemos mucha uva de sobra”. Asimismo, cuestionó la gestión puntual de Bodegas, aunque reconoció la labor del Cabildo en el sector vitivinícola, sobre todo en los inicios de la citada empresa insular.
Cabe recordar que los caldos embotellados por las denominaciones de origen no se han visto afectado por la mezcla de uva, como deja claro el propio ICCA.

Una adquisición legal, pero “no estética”
-El pasado martes durante la celebración del pleno del Parlamento de Canarias, el consejero regional de Agricultura, Juan Ramón Hernández, afirmó que la compra de 100.000 litros de vino de la Península por parte de Bodegas Insulares era “legal pero no estética”. Así lo recoge el informe elaborado por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) a raíz de esta polémica. Cabe precisar que el documento deja claro que el caldo traído de La Mancha era para mezclarlo con el local y comercializarlo como vino de mesa a los hoteles y en ningún caso afecta a los caldos de denominación de origen

-Tras la dimisión del consejero delegado, José Luis Savoie, la pasada semana, quien asumió la responsabilidad, ahora se abre otro frente, puesto que el informe del ICCA sostiene que se ha detectado el embotellado de vino manchego puro, sin mezclarlo con el local. Ahora, la empresa del Cabildo deberá pronunciarse y aclarar lo sucedido.