X
TENERIFE >

El Cabildo estudia rebajar el precio del casino del Sur

   
Casino de Las Américas

Foto. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El pasado mes de septiembre se cumplía el plazo para la presentación de ofertas para la compra del casino de Playa de Las Américas, pero finalmente el Cabildo no recibió ninguna oferta, a pesar de que tres empresas habían mostrado interés. Esta situación ha hecho que la Corporación insular se replantee las condiciones de la desinversión, aunque lo único que está claro es que las tres salas de juego (Playa de Las Américas, Puerto de la Cruz y Santa Cruz) se van a privatizar.

Así lo confirmó a este medio el presidente de la Institución insular, Carlos Alonso. “Vamos a vender los casinos; es una decisión que se tomó por el pleno de la Corporación por unanimidad”, aseveró. “Una vez desierto el concurso, como en todos estos procedimientos, hay que valorar por parte de los técnicos de Patrimonio y Hacienda qué otra fórmula podemos utilizar para la venta; probablemente saquemos otro concurso variando algunas condiciones, para hacerlo más atractivo”, explicó el presidente del Cabildo.

Aunque en un primer momento, la idea de la Corporación insular era vender sus acciones en el casino de Puerto de la Cruz -vinculado a la explotación del hotel Taoro- en meses pasados, Alonso explicó que se “va a esperar “a sacar a concurso el del Sur otra vez”. Insistió en que en principio esta es la idea, aunque no está tomada la decisión”, e hizo hincapié en que “la única decisión tomada es que vamos a seguir vendiendo”.

El presidente del Cabildo recordó que el concurso de Playa de las Américas quedó “desierto porque el mercado no quería esas condiciones, a pesar de que había gente que decía que ya estaba dado a dedo, pero lo cierto es que no se ha querido comprar porque las condiciones que hemos puesto son muy estrictas y vamos a modificar algunas para ver si ahora es más atractivo”.

La sala de juego de Playa de Las Américas salió a la venta el pasado mes de abril por 20,8 millones de euros. Entre los requisitos del concurso se encontraba la obligación de vincular la compra a la puesta en marcha de un proyecto turístico.

Del mismo modo, se exigió a la empresa mantener a toda la plantilla actual, al igual que garantizar sus condiciones laborales, como mínimo hasta el año 2016. Otro aspecto incluido en el pliego es el hecho de destinar al menos el 2% de las ganancias a obra social en Tenerife.