X
emergencia sanitaria en madrid por el ébola>

Canarias forma 1.300 profesionales para combatir una posible epidemia

   
El Comité Ejecutivo de Canarias será el encargado de dirigir todas las actuaciones en el Archipiélago. | DA

El Comité Ejecutivo de Canarias será el encargado de dirigir todas las actuaciones en el Archipiélago. | DA

J. L. CÁMARA / EP | Santa Cruz de Tenerife / Las Palmas

“Desde abril venimos trabajando en el desarrollo y adaptación de los protocolos del Ministerio de Sanidad, en un escenario de riesgo muy bajo del desarrollo de una epidemia en España”. Así de contundentes se mostraron las máximas responsables de la Consejería de Sanidad, la titular del departamento regional, Brígida Mendoza, y la directora del Servicio Canario de la Salud (SCS), Juana María Reyes, quienes incidieron en la necesidad de “mantener la calma”, porque si en algún momento hubiera que atender a una persona con el virus, los sanitarios “están suficientemente preparados”.

No en vano, Mendoza señaló que en los últimos meses se han formado ya 1.300 profesionales y se han impartido 116 cursos específicos sobre el virus, que hasta el momento no ha dejado ningún caso en el Archipiélago. De igual modo, se han realizado reuniones de coordinación con distintas áreas y con empresas de residuos y de limpieza, entre otras, encuentros que se seguirán manteniendo, en diferentes niveles, mientras continúe la alerta decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido, ayer mismo la Consejería llevó a cabo tres reuniones para informar de primera mano sobre la situación de la infección en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y de lo tratado al respecto en el Consejo Interterritorial celebrado el pasado viernes, así como de las actuaciones de prevención realizadas en Canarias. La primera de ellas tuvo lugar en Las Palmas a primera hora de la mañana, cuando se citó el Consejo de Dirección del SCS para consensuar una respuesta frente al virus. Posteriormente se reunió el Comité Ejecutivo de las Islas, para la preparación y respuesta frente al ébola, un comité en el que, además de representantes de la propia Consejería, estuvieron representados otros departamentos del Gobierno, como Medios de Comunicación, Seguridad y Emergencias, GSC, Educación, Turismo, Políticas Sociales y Hacienda, así como un representante de la FECAI y otro de la FECAM, de forma similar a cómo se efectuó en los momentos más difíciles de la gripe A.

Por último, ya por la tarde, se celebró una reunión del Consejo Canario de la Salud, en el que, aparte de los representantes de Sanidad estuvieron representados los siete cabildos; los ayuntamientos con mayor número de habitantes; las ciudades más pobladas de cada una de las islas menores; las centrales sindicales; las organizaciones empresariales; los colegios profesionales; las dos universidades canarias; las organizaciones de consumidores y usuarios y algunas entidades vecinales. El objetivo de este encuentro fue el de hacer un “frente común” y conseguir, en el caso de que se produjera, una “detección precoz” del virus, así como “evitar contactos comunitarios. Por ello, la consejera Brígida Mendoza reiteró que se han “adaptado” algunos de los protocolos en Atención Primaria y en los servicios de Urgencias, donde “no se abordará un tratamiento directo del paciente”.
Mendoza manifestó que actualmente en España se han investigado más de 25 casos pero “en ninguno” se ha confirmado que fuera ébola; casi todos han derivado en malaria. Uno de ellos fue una alerta que se produjo en Canarias en septiembre.

En la misma línea se expresó la directora del SCS, Juana María Reyes, quien indicó que los centros de referencia establecidos en los protocolos del virus adaptados en Canarias contemplan en Tenerife el Hospital de La Candelaria, que dispone de tres habitaciones con camas de presión negativa tanto para adultos como para menores de 7 años; y el Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, que posee cuatro habitaciones de este tipo, ampliables a seis. Además, se ha asignado el Hospital Materno Infantil de Las Palmas para menores de 7 años con dos habitaciones, ampliables hasta ocho.

Cámaras de aislamiento y trajes protectores
Ante la sospecha del virus, se activará el 1-1-2, que será quien alerte al Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública. Este decidirá si es o no un posible caso de ébola, y de considerarlo afirmativo se activaría el protocolo para atenderlo. Entre las instituciones y organismos con los que está trabajando la Consejería de Sanidad, además del propio personal sanitario, están equipos de limpieza, Policía Nacional, Guardia Civil y Salvamento Marítimo, entre otros.

Para hacer frente a un posible caso de ébola en las Islas se cuenta con mascarillas quirúrgicas y FP2, guantes, buzos de nivel de seguridad 4 y 6 para riesgo químico y biológico. De igual modo, desde el departamento autonómico confirmaron que se han repartido ya más de 3.000 equipos de protección individual para Atención Primaria, hay 45.000 buzos impermeables en stock y existen una serie de cámaras de aislamiento o arcones preparados para cualquier eventualidad.