X
SOCIEDAD >

Canarias ya registró un antecedente por un marinero que padecía malaria

   

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Tras la de ayer, es la segunda ocasión en Tenerife que se activa el protocolo previsto para el virus ébola en Canarias, ya que el pasado mes de agosto se evacuó a un marinero hasta Gran Canaria, aunque finalmente se comprobó que en realidad padecía malaria. Aquel caso puso a prueba los simulacros realizados a este respecto por la Consejería de sanidad, ya que una situación muy similar fue objeto de un ejercicio de estas características. Se da la circunstancia de que el Ejecutivo regional ha firmado un convenio con Salvamento Marítimo para el uso de sus helicópteros en caso de emergencia, ya que los del Gobierno no tienen las medidas necesarias.
Durante la rueda de prensa que ofreció ayer rodeada de los altos cargos de su departamento, la consejera autonómica de sanidad, Brígida Mendoza, insistió en que esta comunidad autónoma “está preparada” para este tipo de contingencias, a la par que recordó que desde el pasado 8 de agosto (día en que se proclamó la emergencia de salud pública internacional por esta epidemia) se han intensificado las labores de formación de los profesionales. Sobre este asunto, recordó que para el mes que viene están previstos otros seis simulacros.

Coincidiendo con la activación del protocolo, el Consejo de Gobierno del Ejecutivo canario aprobó el decreto que regula la estructura organizativa para la preparación y respuesta frente a la posible aparición de emergencias sanitarias. La estructura organizativa tiene carácter multisectorial por la “importancia” de una actuación coordinada que “se verá reforzada” por una estructura de grupos de trabajo formados por científicos, asesores y técnicos. El nuevo decreto crea y pone en funcionamiento el Comité Ejecutivo de Canarias para la preparación y respuesta frente a situaciones de emergencias sanitarias, así como a su órgano asesor, el Comité Científico.