X
fútbol >

Victoria vital

   
Carlos Ruiz festeja con Suso la consecución del primer gol que el CD Tenerife marcó en la tarde de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

Carlos Ruiz festeja con Suso la consecución del primer gol que el CD Tenerife marcó en la tarde de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Parecía el peor día para reaccionar. El rival venía de sumar en sus tres anteriores visitas. El Tenerife, por contra, de encadenar tres derrotas consecutivas. Los Adama, Dongou, Sandro, quien precisamente debutaba esta temporada con el equipo de Eusebio, y compañía asustaban a al timorato equipo local, que vivía instalado en una crisis de resultados que mantenía en entredicho el puesto de Cervera. No obstante, no fue el león tan fiero como lo pintaba. De hecho, decepcionó y mucho el filial blaugrana. Eso sí, indiscutiblemente es mérito del Tenerife que el Barça fuera un oponente manso e inoperante. Nada pudieron hacer los culés para frenar a Suso e Ifrán, los mejores blanquiazules en la tarde de ayer.

Especialmente el de Taco estuvo superlativo. Marcó el primero, un golazo de una categoría superior, y batalló hasta la vaciarse durante el resto del choque. El uruguayo marcó su primer gol con la camiseta del equipo de Tenerife, pero pudo lograr alguno más. Tanto es así que anotó lo difícíl, pero falló lo fácil. Aún así, promete el charrúa muchas tardes de felicidad para el tinerfeñismo .

De entrada sorprendió Cervera colocando a Ricardo por la banda derecha, por lo que Suso se colocó en la media punta, por detrás de Ifrán. Por detrás la línea de seguridad la formaban Aitor y Vitolo, quienes se bastaron para hacerse dueños del centro del campo.

Este trivote fue realmente efectivo para detener a un Barcelona que apenas superaba la línea del centro del campo. La intensidad fue la clave.

Los blanquiazules salieron a morder en el primer tramo de la primera mitad y eso generó que la balanza se desnivelase. Eso le fue suficiente para llegar con peligro a la portería de Ortolá, quien desde muy pronto señaló a Suso como su principal enemigo. Ya en el minuto 5 el canterano sirvió un centro desde la banda derecha que no pudo rematar correctamente Ifrán. Luego el portero azulgrana tuvo que intervenir en un disparo de falta que Ricardo ejecutó de forma sorprendente. Era el minuto 20.

Seis minutos después, Suso marcó el que seguro que será uno de los goles más bonitos de su carrera. Raúl Cámara entregó en profundidad a Suso, quien tras un doble recorte a Patric, acomodó el balón en su pierna derecha para luego lanzar un misil imparable que antes de entrar tocó el larguero de un sorprendido Ortolá. Espectacular. Sin palabras. Una verdadera obra de arte el 1-0.

Poco después, la escuadra visitante disfrutó de la mejor ocasión que tuvo en todo el partido. Kaptoum, en el minuto 31, se encontró con un rechace que remató de cabeza, pero el portero local, Roberto, salvó gracias a unos reflejos extraordinarios. El portero de Icod esta vez fue decisivo para desviar un balón que hubiese sido el empate. Acto seguido, llegó la réplica local. Igualmente se produjo de cabeza. Diego Ifrán remató y Ortolá se estiró todo lo que pudo para realizar una de las mejores paradas de la tarde (minuto 33). El CD Tenerife quería más y ni mucho menos se conformaba con esa ventaja de un gol, aunque llegó el tiempo de descanso.

Inicio demoledor
Tras la reanudación, el Tenerife fue un ciclón arrollador. El filial intentó empatar nada más salir de los vestuarios con un disparo de Samper que se marchó muy alto, pero pronto el Tenerife volvió a dar muestras de su poder ofensivo. De hecho, en el minuto 46 Ifrán disfrutó de la oportunidad más clara de todo el partido. Arrancó desde el medio del campo con fuerza y velocidad, se deshizo de su marca pero el disparo final lo quiso ajustar tanto al palo zurdo del portero rival, que al final la echó fuera. Nadie se lo creía. Falló lo infallable.

Luego Hugo Álvarez, de cabeza, obligó a intervenir de nuevo a Ortolá. Luego le correspondió la ocasión, también destacada, a Ricardo León, tras un medido servicio por abajo de Suso. Estaba claro que el meta catalán era el mejor y el gran salvador de los suyos.

Expulsión

El colegiado expulsó con tarjeta roja directa a Patric en el minuto 80, tras realizar una fea entrada a Guarrotxena

No obstante, nada pudo hacer para evitar el 2-0. En un lanzamiento de córner y después de revolverse, Ifrán resolvió con un disparo seco. Justo premio para el gran trabajo que había desarrollado en el partido el jugador cedido por la Real Sociedad.

Los jugadores del Barcelona protestaron mucho al colegiado esta acción. Se quejaron de que la pelota golpeó en el brazo del jugador del Tenerife.

Diego Ifran entró de nuevo acción para en una buena maniobra individual acercarse al tercero de los suyos. Era el minuto 64 de partido y la victoria estaba cada vez más cerca.

Eusebio intentó cambiar el escenario del partido con las entradas de Cámara, Gumbau y Joan Román, pero los intentos de acortar distancias en el marcador fueron totalmente inútiles.

Mientras, en el otro banquillo, Cervera aguantó las sustituciones todo lo que pudo hasta que metió en el campo a Aridane, Guarrotxena y el canterano Cristo González, quien esta semana cumplió 17 años y como regalo su entrenador le hizo debutar en el Heliodoro.

Lo más noticiable de la recta final del partido fue la tarjeta roja que vio Patric tras realizar una entrada fea a Guarrotxena. El jugador se quedó tendido en el césped y a su alrededor se formó una tangana que se saldó con empujones e insultos varios. Y con el jugador culé, por supuesto, fuera del rectángulo de juego.

Ya con uno menos, el Barcelona bajó los brazos definitivamente y el Tenerife se limitó a dejar los minutos, disfrutando así de un triunfo igual de merecido que vital y con el que los blanquiazules salen del descenso.

sm cd tenerife barsa b 009.jpg

Sobresaliente debut del jugador uruguayo en el Heliodoro

El delantero tuvo la mala fortuna de lesionarse en el primer partido de Liga. Luego llegó un largo proceso de recuperación y, por fin, su momento de reaparecer. Incluso el de debutar en el Heliodoro Rodríguez López. Ayer lo hizo y dejó en los aficionados un agradable sabor de boca. Marcó el 2-0 y pudo hacer, como mínimo, dos más. Cada vez se va encontrando mejor y con el paso de los partidos será un jugador fundamental para el ataque blanquiazul. Ayer se entendió bien con Suso, con quien formó una peligrosa pareja de ataque. Otro que debutó, también en el estadio, fue el joven canterano Cristo González. / FOTOGRAFÍA: SERGIO MÉNDEZ