X
ARONA >

El Consistorio continúa sin servicio de Mantenimiento

   

JOSÉ LUIS CONDE | Arona

Los trabajadores, alrededor de medio centenar, que operaban en el Servicio de Mantenimiento de Edificios Públicos y Vías del municipio de Arona, continúan en el paro pese a que el grupo de gobierno local, que preside el alcalde Francisco José Niño, les garantizó que habría una solución el pasado mes de septiembre. Sin embargo esta es la fecha en que el Ayuntamiento “no ha sacado a licitación este servicio que recogería como condición subrogar a estos empleados”.

Según fuentes consultadas por este periódico del comité de empresa de la Unión Temporal de Empresas Elsamex SA todavía están pendientes de que el grupo de gobierno local busque una solución para este medio centenar de familias que llevan casi tres meses en esta situación de incertidumbre, sin obtener respuesta satisfactoria del Ayuntamiento. Como se recordará un fallo judicial anuló la adjudicación de este servicio al apreciar discrepancias en su valoración y solicitar una nueva, dando la razón a la empresa Pepe de la Rosa que había quedado fuera del citado concurso. Según Comisión Obreras ahora los trabajadores se “sienten olvidados” por el grupo de Coalición Canaria sin que se les ofrezca una solución a sus problemas. En este sentido aprovechan para hacer un llamamiento a la responsabilidad para con estos trabajadores, que engrosan las listas del desempleo, algunos de los cuales llevan casi 30 años prestando servicios en el citado municipio.

Resaltan que “nos sentimos dejados de la mano” y que casi el medio centenar de operarios “se encuentran en desempleo, pues nada ni nadie de esa corporación avala nuestra continuidad”. Asimismo, resaltan que actualmente hay pequeñas empresas que están haciendo trabajos de colocación de señales, reparación en la calzada y edificios mientras que la totalidad de la plantilla “está afectada en el desempleo y con esta postura lo que pretendemos es defender nuestro puesto de trabajo”.

Por último, señalan que aún no han sacado el concurso de licitación ni el pliego de condiciones para la nueva contratación del servicio, aunque se les había prometido desde el Ayuntamiento que saldrían tras sus despidos.