X
tribuna >

No me convence – Por Javier Morales

   

Repsol nos quiere convencer a fuerza de anuncios de que las prospecciones en nuestro mar son buenas para nosotros. Dice que no veríamos un barco a 30 kilómetros de la costa pero entre Tenerife y Gran Canaria hay 60 kilómetros y yo veo las luces de Las Palmas todas las noches. ¿Marruecos sí y Canarias no? La pregunta, para ser correcta, tendría que ser ¿Marruecos sí y Repsol no? Los canarios no vamos a extraer el petróleo, sino los que pagan estos anuncios. Canadá, Noruega y el Reino Unido extraen petróleo y protegen el medio ambiente. Lo extraen directamente esos países, no empresas como Repsol, a menos de 200 metros de profundidad. Repsol lo quiere extraer a 3.000 metros de profundidad, donde la presión es quince veces mayor y es casi imposible reparar una fuga. En Brasil (6.000 kilómetros de costa), el Caribe e Italia (3.000 kilómetros de costa) las prospecciones no están frente a las maravillosas playas porque, entonces, dejarían de ser maravillosas.

Que yo sepa, el turismo no va al lago de Maracaibo sino a Isla Margarita, a 600 kilómetros de allí. ¿Cómo han logrado los noruegos multiplicar su riqueza? Siendo ellos los dueños de sus recursos y no dejando que las multinacionales se los lleven. Trabajando, formando a su población e innovando; poniendo los puntos de las prospecciones a muchos cientos de kilómetros de las zonas turísticas y realizando extracciones a menos de 200 metros de profundidad, donde una avería puede ser subsanada. Un total de 60 anuncios a color y a toda página a una media de 1.500 euros cada uno suman 90.000 euros. Repsol espera ganar mucho dinero poniendo en riesgo nuestro mar y nuestras playas porque, en caso contrario, no gastaría ese dinero para convencernos. Los vecinos y vecinas, y los jóvenes que no quieren que nuestras playas estén amenazadas no disponen de 90.000 euros para poner anuncios y expresar su opinión. Habrá pronto un cambio de modelo energético porque fondos de inversiones como UBS y Rockefeller Fund ya han dicho que hoy ya es más barato producir energía desde fuentes renovables que desde petróleo y gas. Repsol quiere extraer una riqueza en nuestro mar y llevarse los beneficios pero los problemas en el medio ambiente, las playas y el turismo son para nosotros. Si las prospecciones fueran propiedad de la ciudadanía de Canarias, sería una mala decisión realizarlas porque amenazan el turismo, el empleo y la riqueza de nuestro océano. Lo que ganas por un lado lo pierdes por otro. El futuro se soportará en energías limpias e inagotables porque la tecnología lo hace posible hoy. Una inversión de 11.600 millones de euros permitiría a nuestro archipiélago ser autosuficiente desde energías renovables. Nuestra economía podría afrontarla con los 3.800 millones de euros que pagamos cada año en combustibles fósiles. No hace falta que Repsol venga a ayudar a la economía de Canarias. No, gracias, no me convence su generosidad. Usemos el dinero que ya pagamos en compra de combustibles para financiar el cambio hacia las renovables. Usemos las capacidades de nuestra juventud para convertirnos en un modelo a escala internacional de sostenibilidad, innovación y energías limpias, cuidando el clima futuro y dejando el dinero en nuestra tierra. La respuesta a las preguntas del anuncio es: renovables en Canarias sí y Repsol no.

*DIPUTADO REGIONAL DE COALICIÓN CANARIA